Después de prometerse en Italia en septiembre de 2019, la pareja se casará en la más estricta intimidad el próximo 29 de mayo.


El próximo 29 de mayo tendrá lugar la boda del año: Beatriz de York y Edoardo Mapelli Mozzi se darán el «sí, quiero» en la iglesia real del Palacio de St. James. A la espera de que llegue el esperado momento, poco a poco vamos conociendo más detalles sobre el enlace real que viene acompañado por un hito histórico por la elección del padrino.

La nieta de la reina Isabel II llegará al altar del brazo de su padre, el príncipe Andrés. Mientras que su prometido, lo hará acompañado por su hijo de tres años, el pequeño Christopher (apodado cariñosamente como Wolfie), fruto de su anterior relación con la arquitecta Dara Huang.

Tal y como indica el diario británico Daily Mail, ha sido el propio Mapelli quien le ha pedido a su hijo que le acompañe al altar en uno de los días más importantes de su vida. Asimismo, además de entregarle a su padre los anillos de boda, el pequeño tendrá un papel fundamental en la recepción. Con esta curiosa elección, Wolfie se convierte en la persona más joven en tener un papel tan importante dentro de una boda real.

Después de prometerse en Italia en septiembre de 2019, la pareja se casará en la más estricta intimidad después de que la monarca les diera permiso para casarse en la iglesia real del Palacio de St. James. Tras la ceremonia religiosa, se celebrará una recepción privada en los jardines del Palacio de Buckingham.