Este 29 de mayo estaba previsto que Beatriz de York celebrara su boda, una cita que nos hubiera descubierto muchas de las incógnitas sobre la Familia Real británica


Este 29 de mayo estaba previsto que Beatriz de York celebrara uno de los días más importantes de su vida: la de su boda con Edoardo Mapelli, un enlace que no ha estado exento de polémica desde que se anunciara el compromiso el pasado mes de septiembre. Una ceremonia que ha estado «gafada» y en el punto de mira desde que la conocimos. Y es que a pesar de ser una feliz noticia para la Familia Real británica, Beatriz de York ha tenido que superar muchas trabas. Muchas para que después tuviera que anunciar su cancelación a consecuencia del coronavirus que está azotando a todo el mundo.

Beatriz de York y su prometido cancelaron su boda hace un mes

Fue a mediados de abril cuando Beatriz de York y su prometido, Edoardo Mapelli, anunciaron que debían cancelar su boda y posponer los planes de darse el ‘sí, quiero’. Esto supuso un varapalo para la pareja, quien había puesto una enorme ilusión en el que iba a ser su gran día. La boda se iba a celebrar en el palacio de Saint James de Londres, a la que seguiría una recepción en los jardines del palacio de Buckingham. Por ahora no han ofrecido una fecha para más adelante. Simplemente van a esperar a cómo se desarrollan los acontecimientos y volver a reubicar todo.

Tal y como decíamos anteriormente, la boda de la hija de Sarah Ferguson y el príncipe Andrés ha estado marcada por la polémica desde el principio. La joven quería casarse en Italia, la tierra de su prometido, algo que no aceptó ni por activa ni por pasiva su abuela, la reina Isabel II. La Reina Isabel II, que sería una de las invitadas clave del enlace, se ha negado a viajar en los últimos años. No quiere coger más aviones, ya ha viajado demasiado en su vida y entiende que ahora deben ser el resto los que hagan las maletas si quieren compartir tiempo con ella. Ni tan siquiera estaba dispuesta a viajar para ver a su nieta vestida de blanco, por lo que Beatriz de York tuvo que ceder y emplazar su enlace en suelo británico. Algo que así mismo fue.

Muchas dudas en torno al enlace

A pesar de que ha estado repleta de polémicas, este 29 de mayo habría sido clave para descubrir algunos de los misterios que giran en torno a la Familia Real británica desde hace unos meses. Y es que la Corona británica no ha estado exenta de polémica tras varios azotes que han protagonizado algunos de sus miembros y las posibles y supuestas malas relaciones entre otras. Os desvelamos qué misterios podríamos haber conocido si este viernes Beatriz de York se hubiera vestido de blanco y hubiera celebrado uno de los días más especiales que lleva esperando desde hace años.