Temas del día

Robert Smith.

Los extraños zapatos de la Reina Letizia que lleva en su último acto

La Reina Letizia acude a una reunión con la Asociación Española contra el Cáncer con un look algo confundido para la ola de frío.

La Reina Letizia empieza la semana reuniéndose con la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), en su sede de Madrid. Con una ola polar atravesando España, parece que las temperaturas gélidas no la arredran para nada. De hecho, así se ha presentado a su cita: sin abrigo, con brava actitud, paso rápido y unos zapatitos de tacón trapecio que provocan un encendido debate sobre si a favor o en contra. Son cómodos, eso sí.

Robert Smith.

Deberíamos detenernos más en su atuendo: un nuevo chaleco largo de paño junto a un pantalón recto tobillero y con pinzas, de Hugo Boss, ambos en color gris. El chaleco con solapas, botones y bolsillos podría funcionar como abrigo (al igual que el pulpo como animal de compañía), aunque es demasiado ligero para este día. Por debajo, un jersey de punto blanco de cuello alto, también de Hugo Boss. Porque solo faltaba. Una cosa es prescindir del abrigo y otra ir a garganta libre con las temperaturas a ras de suelo...

Robert Smith.

Y volvemos a los zapatos. Son un modelo negro, con el empeine cortado en triángulo y un tacón medio ligeramente trapecio. Son de Uterqüe. Estos se los vimos en un acto en junio de 2020, en plena pandemia, y luego los guardó en el calzador. Un diseño que triunfó mucho hace un par de temporadas, pero que no termina de cuajar: ¿es muy moderno? ¿o por el contrario parece rancio? Todo depende.

La Reina Letizia los ha recuperado sin calcetines ni medias (claro), aguantando el frío. Al menos son bastante cerrados. Lo mejor es que suponen un alivio a su dolencia de pies y para este tipo de compromiso, una reunión de trabajo, se justifican perfectamente.

Robert Smith.

La Reina remataba su look con un bonito bolso negro colgado del hombro de Adolfo Domínguez, que ha sacado en otros actos últimamente. En la mano portaba una tablet. Pelo suelto (hoy con su mechón de canas bien a la vista) y sus discretos pendientes de brillantes de tipo botoncito como sutil punto de luz. La Reina parecía mimetizada con el ambiente, en gris y blanco.

El posado a las puertas de la asociación ha sido breve. Entre el viento y las bajas temperaturas, la Reina Letizia tenía urgencia por entrar dentro. Eso pasa por dejarse el abrigo en el coche, suponemos.

Mañana nos espera una jornada especial. El Palacio Real vuelve a abrir sus puertas para acoger la tradicional recepción al cuerpo diplomático acreditado en España. La Reina Letizia volverá a vestir de largo...

Si quieres actualizar tus preferencias de consentimiento haz click en el siguiente enlace