La Reina Letizia compone su primer estilismo plenamente primaveral con piezas recicladas de su fondo de armario. Eso sí, todas de una conocida firma española.


La Reina Letizia regresa tras las vacaciones de Semana Santa después de disfrutar de 9 días libres, en los que no hemos tenido noticias ni imágenes (ni de ella ni del resto de la Familia Real). Hoy ha reaparecido para asistir a una reunión de trabajo con la Fundación Mutua Madrileña. De su anterior look parece que haya pasado un siglo, pero no olvidamos la sensación de desconcierto que nos causó la extraña combinación con la chaqueta de 13 años de Burberry. Así que esta mañana la Reina tenía todas las de ganar… Veamos si lo ha conseguido o no.

Lo que tenemos claro es que ha llegado la primavera. Adiós a los abriguitos… Bienvenida la chaquetita. En su caso ha sido la pieza étnica de rayas de Uterqüe que estrenó en 2015 y que ha sido (y es) una de sus favoritas. La última vez que la recuperó fue durante su gira en el verano de 2020. Pero esta vez claramente con mejor fortuna (entonces con un fondo negro). La clave está en que se ha puesto unos pantalones blancos, ajustaditos y de pitillo, también de la misma marca de Inditex. Es el punto juvenil perfecto, con el que aporta luz y ligereza al conjunto.

Casa de S.M. el Rey.

Por lo demás, Letizia se ha puesto un top fino de punto de Hugo Boss en burdeos, haciendo juego con algunas de las rayas de la chaqueta. El toque original a lo que suelen ser sus looks de corte ‘ejecutivo’ (para reuniones) es que se ha calzado unos tacones y no los habituales mocasines o sandalias planas. Estos son unos salones clásicos de ante de Magrit y en un color vistoso, entre burdeos y fresa. Los ojos se deslizaban a sus pies… Para rematar, la Reina ha optado por colgarse su bonito bolso blanco de piel de Furla al hombro. Esto nos remite a su inmediata salida anterior, en la que también eligió un bolso con cadena (el nuevo de Nina Ricci). Tras un tiempo olvidando este complemento, parece que ahora vuelve a tenerlo en cuenta. De joyas, pendientes de arito de bambú y su anillo de Karen Hallam.

El resultado es un estilismo coqueto en el que, a pesar de que reúne piezas de varias temporadas atrás, parece hasta nuevo. Se respiran aires frescos. Y no lo decimos solo por el viento que soplaba a su llegada y que ha agitado de más su melenita suelta… Nos gusta este atuendo por el blanco y las pinceladas de color en armonía. El siguiente encuentro con la Reina Letizia será el próximo viernes, cuando acuda con el Rey Felipe a inaugurar el Centro de Innovación y Formación de Iberdrola, en San Agustín de Guadalix. ¿Seguirá la primavera?