La Reina Letizia preside el Día Mundial de las Enfermedades Raras en León con un look en rosa y negro, donde destaca una falda ‘de acordeón’.


La Reina Letizia comienza esta semana en León. Lleva unos días de lo más viajera, como lo demuestran sus últimas visitas a Málaga y La Palma. En esta ocasión ha viajado en solitario para presidir el acto con motivo del Día Mundial de las Enfermedades Raras. Hoy la ciudad, como muchas partes de España, ha amanecido en rojo a causa de la calima producida por el polvo sahariano. Un fenómeno que ha hecho que Letizia aparezca ante nuestros ojos entre la neblina…

Robert Smith.

Pero lo suficientemente nítida como para valorar su look. Y es reciclado al completo. Veníamos de varios estrenos seguidos y parece que Letizia ha echado un poco el freno. Hoy llevaba un top de punto fino rosa palo con cuello a la caja, de Hugo Boss; y una falda midi plisada que combina el negro y el rosa, de la firma británica Reiss, que estrenó en 2020.

Robert Smith.

La Reina se ha ceñido el talle con su cinturón de piel con doble hebilla de Burberry. Últimamente es un comodín para todo, en vestidos, faldas, pantalones…

A los pies, unos salones de ante rosa claro también, para no desentonar, que llevan puntera y la plataforma incorporada y oculta. Esto hace que tengan un efecto un poco de zapatón, pero pase. Son de Lodi.

Robert Smith.

Sus aros grandes dorados y el anillo de Karen Hallam han sido las joyas escogidas para la ocasión. Melena suelta con volumen y mechón de canas, también a la orden.

En definitiva, un look correcto, aunque poco emocionante a decir verdad. Bien, sin más. Y si hemos de ponerle un ‘pero’ es precisamente lo combinada que va. La simetría entre rosa y negro, que le quita un poco de interés.

Robert Smith.

Por primera vez en veinte años, la organización FEDER ha decidido salir de Madrid para celebrar esta fecha. Esta es la cuarta visita de Doña Letizia a la capital leonesa, pero la primera como Reina. La última vez que pisó la ciudad fue junto al Rey Felipe en 2010.

Durante este acto, la Reina Letizia ha entregado tres premios a proyectos que FEDER concede a la equidad y ha pronunciado un discurso, resaltando la importancia de apoyar a los tres millones de personas que padecen alguna de estas enfermedades de baja prevalencia.

La consorte ha dicho que para esto están: «Para tender la mano. Y acompañar. Para que administraciones e instituciones se comprometan. Para empujar en la misma dirección, que es la del valor que tiene, cada día, la vida de una persona».

Esta semana va a ser más tranquila para la Reina Letizia, que solo tiene por delante el próximo jueves un almuerzo en honor del presidente de Mauritania, en La Zarzuela.