La Reina Letizia hace su primera aparición en Oviedo para los Premios Princesa de Asturias con un homenaje a su tierra gracias a un abrigo fucsia.


¡Ya estamos en Asturias! Bueno, los Reyes y sus hijas, Leonor y Sofía. La Familia Real ha iniciado sus actividades en el Principado con motivo de los Premios Princesa de Asturias y sirva este como aperitivo. Su primera aparición en las tierras del norte ha sido para visitar las instalaciones permanentes de «LAFPABRICA. Fábrica en Premios», donde la Reina Letizia también nos ha enseñado el primer look de su maleta asturiana 2020. ¿Y cómo es?

Puedes ver la visita en vídeo:

Doña Letizia tenía que vestirse para una cita de tarde y con un protocolo informal de fondo cultural. Un plan en familia que pedía algo así como lo que ha llevado: un conjunto de pantalón pitillo negro y top de cuero con tachuelas de Uterqüe (que estrenó en el premio Francisco Cerecedo en 2016), como gran telón de fondo, sobre el que se ha colocado un abrigo fucsia de lana que, ¡oh, sorpresa!, recupera cuatro años después de su debut. Para más señas es asturiano, del diseñador Marcos Luengo, y lo llevó por primera vez durante la visita al Pueblo Ejemplar de 2016 en la comarca de Los Oscos. Para completar el look, una cartera de Reliquiae negra, que también tiene en rojo; y unas bailarinas planas con lazo de Hugo Boss, con las que hemos comprobado de cierto que su hija menor, la Infanta Sofía, ya es más alta que ella. Por cierto, las niñas, ideales. Y además Sofía aún lucía una tirita en la rodilla que se lesionó el pasado verano en Mallorca.

Este lugar se encuentra en la antigua Fábrica de Armas de La Vega Oviedo, un espacio industrial que ahora se reutiliza para actividades culturales (charlas, conciertos, autocine, etc). Sin ir más lejos la Reina Letizia ya se encontró aquí con Martin Scorsese hace dos años. La Fundación Princesa de Asturias lleva a cabo en estas instalaciones un completo programa de actos alrededor de los galardones y los Reyes han querido que sus hijas lo conocieran de cerca. Tras un recorrido por dentro, en el que han visto la exposición de coches de rally del piloto Carlos Sainz (Premio de los Deportes), los cuatro han dado un breve paseo por los exteriores. Excelente elección la de Letizia con este abrigo ligero, pero mullidito, ante el fresquito del norte.

Limited Pictures.

Esta misma tarde, sobre las ocho, allí se celebraba un concierto sinfónico en homenaje a los compositores galardonados Ennio Morricone y John Williams, dirigido por Andrea Morricone y Óliver Díaz, donde se interpretaban las bandas sonoras de sus películas más famosas. A falta del tradicional concierto de clásica en el Auditorio, que ha tenido que suspenderse, la Familia Real se ha tenido que ‘conformar’ con asistir a un minirecital privado. Sentados cómodamente han podido disfrutar de dos temas sinfónicos que deben de haberles sabido a gloria tan cinéfilos como son. ¡Cinema Paradiso y Star Wars a todo volumen! Luego han pasado a ver otra exposición con obras de la poetisa Anne Carson (Premio de las Letras).

En definitiva, ¿qué os ha parecido el primer look de la Reina en Asturias? ¿Mucho, poco? Es correcto, desde luego, y la Reina no pasa frío. Decepcionante porque esperábamos ese plus de estilo que aún se está resistiendo a dar. Sigue reciclando; el top y los pantalones ya se los habíamos visto combinados tal cual y aquí ya sabéis que nos gustan las nuevas fórmulas. Bueno, pasito a pasito… De todas formas, nuestras apuestas están ya fijas en mañana por la tarde, cuando los Reyes presidan la 40 edición de los Premios Princesa de Asturias, en la que será su ceremonia más atípica de la historia. Últimamente utilizamos mucho esto de «atípico». ¿También será así el deseado estilismo de Letizia?