En su visita a Santiago de Compostela, la soberana estaba espectacular con un vestido nuevo: un Pedro del Hierro con estampado de hojas muy favorecedor.


Que Doña Letizia es una maestra del reciclaje lo sabemos todos. Pocas ‘royals’ como ella tienen la capacidad de reutilizar prendas de su fondo de armario. Una práctica habitual de nuestra soberana gracias a la cual solemos verla repitiendo modelitos, siempre haciendo alarde de su estilo y sus acertadas elecciones. El pasado fin de semana, la Reina y Felipe VI se trasladaban a Santiago de Compostela para celebrar el Día de Galicia. El motivo de su viaje: su intensa gira por las comunidades autónomas, que culminará a finales de julio.

El impecable ‘look’ de Letizia con un Pedro del Hierro

Para su visita a la ciudad de peregrinación, la monarca desterró el que viene siendo su ‘outfit’ habitual en su periplo por nuestra geografía: prendas sencillas y veraniegas, de esas en las que la comodidad y mitigar los rigores del verano son prioridad. Y las clásicas alpargatas de tacón con las que la hemos visto recorrer buena parte del país.

En esta ocasión estrenó un atuendo un poco más sofisticado: un vestido midi de corte camisero de Pedro del Hierro. El diseño, con estampado de hojas, es de manga corta y va muy ceñido a la cintura. De esos que realzan la silueta femenina y que sientan bien a cualquiera, en especial a Letizia, su tipazo y sus envidiables brazos tonificados a base de horas de pesas. Y de esos que tienen un corte tan impecable que sobreviven con dignidad al paso de los años y que bien podrían lucir en el futuro sus hijas, la Princesa Leonor y la infanta Sofía. Lo mejor: su precio de ganga. De los 239 euros iniciales bajaba a 95 euros en la tienda online de la firma, pero tras llevarlo doña Letizia se agotó en cuestión de horas.

Repite zapatos de Carolina Herrera

¿El resultado de su elección? Iba guapísima a la par que fresca y con estilo. ¿Se puede pedir más? En su caso, sí. Porque como complementos estrella también optó por otros toques de refinamiento. Una cartera de mano en tonos verdes (a juego con su vestido) de Lidia Faro y unos zapatos de tacón de Carolina Herrera que ya ha llevado en otras ocasiones y que no podían resultar más ideales en su ‘look’. Las únicas joyas que lucía eran unos pendientes de aro dorados y su inseparable anillo dorado de Karen Hallam.

Otros detalles a destacar de su puesta en escena: una melena suelta y ligeramente ondulada. Y su pelo en estado original, alejado de aquellos tintes rubios que usaba al principio de su relación con el rey y que por fin han dado paso a una cabellera 100% natural, sin artificios. Incluso dejando al descubierto sus canas. Nos gusta esta reina que permite ver ‘imperfecciones’ tan mundanas como algún que otro cabello níveo.

Guapa y con estilazo

Veredicto final: nos ha encantado este estreno en tierras gallegas con el que entraba en el interior de la Catedral de Santiago de Compostela y accedía la iglesia de San Martín Pinario, adornada con una gran alfombra de flores con la imagen del apóstol. ¡Guapérrima!