La Reina Letizia reaparece en Barcelona para hacer entrega, en un acto privado, del Premio Cervantes a Joan Margarit. Todo lo que necesitaba era este vestido blanco…


Nadie los esperaba hoy. Los Reyes tenían en blanco su agenda oficial de la semana, libre de compromisos públicos. Pero resulta que hemos tenido sorpresa y de las importantes. Según ha informado la Casa Real, Don Felipe y Doña Letizia se han desplazado hoy hasta Barcelona para hacer entrega, en persona, del Premio Cervantes al poeta Joan Margarit. La pandemia impidió celebrar la habitual ceremonia en la Universidad de Alcalá de Henares, el pasado 23 de abril, por lo que estaba pendiente. Los Reyes no han querido esperar, ni que el galardonado espere más, y esta mañana le han otorgado el importantísimo reconocimiento en una visita «de carácter privado».

Así pues, la Reina Letizia nos ‘regala’ una aparición extra cuando pensábamos que ya estaba de vacaciones prenavideñas. Blanca, radiante, como la nieve que tanto se identifica con la imagen idílica de estas fechas. Una ‘reina de las nieves’ como de cuento, etérea, cristalina para recibir el primer día del invierno… Bueno, no divagaremos más.

En su caso ha recuperado el vestido que estrenó el pasado 3 de febrero para la Solemne Apertura de la nueva Legislatura en las Cortes. Un modelo con corte vertical en el escote y bajo asimétrico y desflecado, confeccionado en un tejido con textura, más ‘calentito’. Pese a lo que nos gustó, casi un año después continúa siendo una de esas piezas ‘misteriosas’ que de vez en cuando nos atormentan… Letizia no ha posado con la bonita capa con cuello de piel de Carolina Herrera de entonces ni con otro abrigo. Suponemos que lo ha dejado apartado en un lado, porque tampoco daba para ir a cuerpo.

Casa de S.M. el Rey.

También lo ha combinado con los mismos salones de serpiente de Magrit que en su debut. El cambio ha sido su melena, suelta esta vez, en lugar del más elegante moño que lució en aquella ocasión. La idea para la jornada de hoy sugería un poco más de informalidad, pese a la importancia del momento. Tanto que no es que Don Felipe y Doña Letizia hayan acudido a casa del poeta, sino que se ha organizado un miniacto en el Palacete Albéniz, que además es la residencia oficial de los Reyes durante sus estancias en la Ciudad Condal. También les han acompañado el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes.

/

Joan Margarit ha estado rodeado por su esposa, hijos y nietos, y ante los Reyes ha leído varios poemas en castellano y catalán. Una ceremonia muy íntima, pero igualmente emotiva. Los Reyes no harán noche en Barcelona, ya que como han asegurado desde la Casa Real, finalizada la entrega «han regresado a Madrid». Por lo tanto, un viaje exprés con el más alto contenido cultural y toda una sorpresa, tan agradable como inesperada. El próximo 24 de diciembre veremos al Rey Felipe en su tradicional Mensaje de Navidad. Y ese sí que es esperado.