La Reina Letizia confía en un clásico trench como pieza central para visitar el Pueblo Ejemplar de Santa María del Puerto (Somiedo).


La Reina Letizia llega a la última cita de la Familia Real en Asturias y, como siempre, poniendo el broche con el Pueblo Ejemplar. Esta edición ha recaído en Santa María del Puerto (Somiedo), del que se ha valorado su entorno y su dedicación a la ganadería. Menos de 70 habitantes, pero con todo el entusiasmo de estos casos. Su look ha cumplido con las expectativas: cómodo, sencillo, funcional…

© Robert Smith

El trench protagoniza el estilismo. Este es uno de los pueblos más altos del Principado, a casi 1.500 metros, así que hace fresco. Hoy ha amanecido nebuloso, pero se ha obrado la magia y ha salido un sol reparador. Ni a propósito. Por aquí nos cuentan que sobre estas fechas ya nieva.

La clásica gabardina viene genial. De todas las que tiene ha elegido una beis, de las de siempre, sin más. De Hugo Boss.

reina letizia fular
Archivo.

El resto del look lo componen unos pantalones ajustados pitillo de Massimo Dutti, que ha conjuntado con botines marrones con cordones y planos, por supuesto. Y además se ha protegido la garganta con un colorido fular de su profundo fondo armario. Como que tiene diez años…

La coleta bien alta (a juego con sus hijas) y los pendientes de aritos de imitación bambú. Natural, como el maravilloso paisaje verde que les rodeaba. Montañas, prados, vacas… y ese sol milagroso que ha acompañado toda la visita realzándola aún más.

© Robert Smith

En definitiva, un look con ‘nada especial’, sin pretensiones, con el que Letizia ha hecho el recorrido por el pueblo relajada y sin necesidad de sorprender con ‘fashionismos’.

Más Letizia que Reina Letizia, en contacto con la gente, cara a cara sintiendo su calor y atisbando sus modos de vida con su magnífica simplicidad. Aquí importan la tierra y los asturianos.