La Reina Letizia se deja ver en el inicio de sus vacaciones oficiales en Mallorca con un estreno en rojo y la bolsa ideal de verano.


Los Reyes Felipe y Letizia y sus dos hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, llegaron a Mallorca el pasado viernes 7 de agosto, pero no ha sido hasta hoy por la tarde cuando han hecho su primera aparición conjunta fuera de las puertas de Marivent. La primera sorpresa no la ha dado la Reina, sino su hija menor, quien se ha lesionado en una rodilla y caminaba apoyada en una muleta, y en su hermana. En cuanto a lo que nos ocupa en El Vestidor, también supone el primer look de la Reina Letizia durante estas vacaciones tan especiales. Y no porque vayan a desconectar, relajarse y demás tópicos del verano, sino porque sus 11 días de estancia en la isla balear van a ser muy moviditos… y sobre todo de trabajo.

El estilismo de Letizia para la ocasión no nos ha dejado indiferente. La última vez que la vimos en público (de cuerpo entero y no sentada en la parte trasera del coche tras aterrizar en Palma) fue en el pasado 30 de julio en Oviedo, su tierra natal, donde estrenó un vestido midi estampado de Massimo Dutti de 99 euros. Remataba así una larga gira por toda España en la que han primado los vestidos midi, las alpargatas y las coletas.

Cuando ya nos esperábamos de nuevo alguno o todos de estos tres elementos, la Reina ha decidido innovar y además en su rojo fetiche. Un nuevo vestido midi rojo asimétrico, sin mangas y escote a pico, ceñido con un cinturón con hebilla irregular «de autor», diseño de Adolfo Domínguez. Su precio era 274 euros, pero ahora está rebajado a 149 euros. Lo ha combinado con alpargatas (las de Uterqüe del verano de 2019 y recicladas en su reciente gira), pero con la melena suelta. Y ha introducido un guiño a la isla balear perfecto gracias a su bolso rojo de tela de estampado «de lenguas», típico de Mallorca. Recordemos que el año pasado sacó otra bolsita de este estilo, pero en tono azul, cuando visitó el mercadillo de Pollença. Es de la firma Bolsas FQ y lo mejor es que es solidaria, ya que su recaudación va a ayudar a ala asociación catalana de la fibrosis quística.

Esta salida ha sido justo cuando se cumple una semana de la histórica noticia del Rey Juan Carlos anunciando su traslado fuera de España. Con la incógnita sobre su pista sobrevolando en el ambiente, la Familia Real ha visitado la localidad de Petra, lugar de nacimiento de Fray Junípero Serra, uno de los mallorquines más universales, fundador de muchas misiones en la California del siglo XVIII.

A falta del tradicional posado de la Familia Real en el palacio de Marivent, este año las cosas va a transcurrir por derroteros muy diferentes. Digamos que esta escapada cultural a Petra ya funciona como tal. En los días siguientes, tal y como anunció la Casa Real, seguirán un estricto programa laboral. Mañana por la mañana los cuatro visitan un proyecto socioeducativo en el barrio de Son Roca (Palma) y el próximo jueves los Reyes viajan a la vecina isla de Menorca para proseguir sus encuentros con los sectores afectados por la pandemia. De manera que vamos a tener oportunidad de reencontrarnos con la Reina Letizia y observar casi día a día cómo evolucionan sus looks vacacionales en este raro 2020. De momento, este inicio en rojo pinta muy bien. Muy atentos todos por aquí.