La Reina Letizia sigue al mando de todo esto. Mientras el Rey Felipe continúa confinado tras haber vuelto a dar positivo por Covid esta misma semana, la consorte se ha hecho cargo de la agenda oficial casi en solitario (con la excepción de la aparición de ayer de la Reina Sofía). Pero vamos, que ella es la jefa. Y así la hemos visto a su llegada a una reunión de trabajo con motivo del 150º aniversario del Patronato de Huérfanos del Ejército de Tierra, en Madrid.

reina letizia
Robert Smith.

Lo primero ha sido volver a preguntarle sobre su esposo, y en esta ocasión su respuesta ha ido más allá del «muy bien» de la semana anterior. ¿Cómo está el Rey?: «Muy activo, muy tranquilo y conectado».

Una vez puestos al día sobre la salud de Don Felipe, lo siguiente ha sido fijarnos en su look. Pero si la Reina era portadora de excelentes noticias, no lo ha sido tanto con el estilismo. Ya se lo conocíamos. Lo estrenó en marzo de 2018 en otra visita oficial. Entonces no tuvo buena fortuna… Y el tiempo no ha mejorado nuestra opinión al respecto.

reina letizia
Robert Smith.

¿Por qué? Oh, esa chaqueta… Se trata de una pieza que mezcla tweed y tela lisa. Es de Carolina Herrera de una colección de 2015. O sea que cuando la estrenó ya llevaba un tiempo guardada en su vestidor. Pero no solo eso. Letizia había decidido cambiar el diseño original. Ni qué decir tiene que esta firma nos encanta, y el patrón original no estaba nada mal: era un abrigo más largo y tenía los flecos más abundantes. Como se suele decir, tenía estilo (foto aquí abajo).

chaqueta reina letizia
Carolina Herrera.

Pero la Reina prefirió acortarlo, subir la cintura y rapar los flecos, añadiéndole un vivo a los puños de las mangas. Es decir, desvirtuó el diseño por completo y se quedó una cosa que ni fu ni fa.

Así la situación, ¿cómo ponerse esta prenda, que ha quedado a medio camino entre chaqueta y chaquetón? Difícil. Para no liarse más, Letizia la ha rescatado de la misma forma: con unos leggins encerados a juego en azul marino, de Uterqüe. Buff…

reina letizia
Robert Smith.

Y con una cartera de mano de Carolina Herrera y unos salones al tono de Magrit, con su cómoda suela-plataforma. No ha habido ni un atisbo novedoso en el resto de elementos. Quizás esta chaqueta merezca otra oportunidad, pero de verdad, dándole otro giro.

Por lo demás, pelo suelto, pendientes grandes de aro dorados (que no pegan mucho, la verdad), anillo de Karen Hallam

La despedida de la semana de la Reina Letizia nos deja con sabor amargo. Un regusto antiguo con el que ha dado un pasito atrás respecto a sus últimas apariciones, en las que nos había regalado unos estrenos apetecibles (cazadorita de Hugo Boss, vestido lady de Massimo Dutti…) Nos alegra saber que el Rey evoluciona bien. Poco más.