La Reina Letizia ha recuperado las blusas con lazada, elegantes, regias y atemporales. ¡Echamos un vistazo a su colección!


La Reina Letizia nos sorprendía en su asistencia al X Foro contra el Cáncer con una blusa de lazada de lo más lady. No era la primera vez que escogía este tipo de prenda, y por eso hoy le vamos a dedicar un repasito. Se pusieron de moda hace unos años (ejem, se volvieron a poner de moda) y ella se unió a la corriente de la tendencia como tantas otras veces. Nada que objetar. Porque si algo tienen estas blusas son ‘porte’, un clasicismo que perdura y que las hace perfectas para una Reina, por ejemplo, que quiera ir elegante en un solo y sencillo gesto. Todas, absolutamente todas las ‘royals’ las han llevado alguna vez, desde Rania de Jordania, Máxima de Holanda, Mary de Dinamarca, Victoria de Suecia, Kate de Cambridge… Te pones una y ya, de señora para arriba.

Robert Smith.

Nos gustó especialmente que ayer Letizia combinara su blusa blanca con un estilismo que, si no,  hubiera sido (tristemente) ejecutivo en gris. Además iba en consonancia con la temática de la jornada (incidir sobre la importancia de la investigación y detección precoz del cáncer), o sea, algo muy serio. En ese sentido, la imagen de profesional no tenía un «pero». Pero seguimos revolviendo en el Vestidor…

… Y encontramos algunos otros ejemplos dignos de mención. La antecesora directa apareció el pasado octubre, cuando la Reina acudió a la entrega de los Premios Nacionales de la Moda. Aquella era negra, de estreno y de Felipe Varela. Comparte con la última el modo de puesta con la lazada suelta, lo que evita, en cierto modo, ese pequeño riesgo que conllevan estas blusas: la de hacernos parecer un poquito mayores, un poquito más serias. Si eso puede suponer un inconveniente, ¡soltaos el nudo!

Hay más. Remontándonos largo tiempo atrás, el modelo más espectacular lo llevó Letizia en uno de sus primeros actos públicos. No era ni siquiera Princesa de Asturias, sino simplemente la prometida del entonces Príncipe Felipe. A finales de enero de 2004, dos meses después de su pedida de mano, los novios y la Reina Sofía asistían juntos a la representación de la ópera «Tosca» en el Teatro Real de Madrid. Era la tercera vez que, en tan poco tiempo, iban al templo operístico. El caso es que la joven Letizia nos dejó boquiabiertos con una blusa de lazada XXL, tanto que aunque presentaba el lazo hecho, los extremos de las cintas le llegaban a las rodillas. Nunca más ha vuelto a ponérsela (y con razón). Porque una cosa es una cosa… y otra es otra.

El blanco es su color preferido, pero la Reina Letizia también tiene blusas con lazada en verde y con cuadros (por cierto, para nosotras la más bonita). Pero pasemos a verlas. ¿Con cuál os quedáis?