Daniel Westling, el marido de la heredera sueca, ha publicado una nueva foto con motivo de su 48 años. Su aspecto demacrado ha hecho saltar las alarmas.


El 15 de septiembre fue un día grande de celebraciones para los ‘royals’. Y es que cumplían años la Reina Letizia, el príncipe Harry de Inglaterra y también Daniel Westling, esposo de la princesa Victoria de Suecia. Con motivo de este aniversario, la Casa Real sueca ha publicado un nuevo retrato del joven para festejar sus 48 años. Pero el retrato ha suscitado más alarma que otra cosa. El aspecto de Daniel, más delgado y con el rostro algo demacrado, ha hecho sospechar que no se encuentra bien de salud del todo.

Daniel Westling aparece en la fotografía posando al aire libre con chaqueta de punto, camisa de cuadros, vaqueros y gafas. Se nota que ha perdido unos kilos en los últimos meses y la mirada, pese a su sonrisa, denota cierta tristeza. Hay que recordar que el pasado marzo tanto él como su esposa dieron positivo en coronavirus, que pasaron con ligeros síntomas, aunque debieron cumplir con la preceptiva cuarentena.

Kungahuset.

Por otro lado, el marido de la heredera sueca sufre una enfermedad renal crónica, motivo por el que incluso tuvo que someterse a un trasplante de riñón en 2009. Su propio padre fue el donante del órgano que necesitaba. Entonces ya estaba comprometido con la princesa Victoria, con quien se casaría el 19 de junio de 2010, ya recuperado de su delicada operación.

La heredera estuvo en todo momento pendiente de él, demostrándole un amor que con el tiempo se ha fortalecido aún más. El nacimiento de sus dos hijos, los príncipes Estella (futura reina de Suecia, después de su madre), de 9 años, y Oscar, de 5, ha sido la gran alegría de su vida.

Gtres.

Fuentes cercanas a palacio han desmentido que Daniel esté atravesando un bache de salud. Debe tomar la medicación prescrita para este tipo de enfermedad, pero nada más. Quizás este último retrato no le ha pillado en su mejor momento y, desde luego, no está demasiado favorecido.

Daniel Westling, príncipe consorte y duque de Västergötland tras su matrimonio, conoció a Victoria cuando era su entrenador personal. Él ya era dueño de una cadena de gimnasios. De hecho continúa siendo una persona muy preocupada por el ejercicio y los hábitos saludables, ocupando ahora esta faceta gran parte de su tarea oficial dentro de la Familia Real.

VERANO EN FAMILIA

Gtres.

Aunque al principio se dudó del futuro de su relación, el tiempo les ha dado la razón. En 2020 la pareja celebraba su 10º aniversario de boda con un romántico posado realizado en su residencia oficial del palacio de Haga. Durante este verano hemos podido verlos disfrutando de sus vacaciones en la isla de Solliden, en la tradicional residencia de los reyes Carlos Gustavo y Silvia de Suecia. Además este verano al fin se ha podido reunir toda la familia tras más de un año separados por la pandemia, en especial a lo que se refiere a la princesa Magdalena y su familia, que viven en Miami.

Solo un día antes de su cumpleaños, Daniel Westling aparecía del brazo de su esposa para asistir a un servicio religioso en la catedral de Estocolmo antes de la ceremonia de apertura oficial del Parlamento, presidida por los reyes. Entonces el marido de la heredera no acusaba ningún problema físico.