El único hijo de los príncipes herederos de Luxemburgo celebra su primer cumpleaños engatusando a la cámara y comiendo pastel…


El príncipe Charles de Luxemburgo, hasta ahora único hijo de los herederos Guillermo y Stéphanie, celebra hoy su primer cumpleaños. Y por tal motivo la Casa Gran Ducal ha hecho públicos los nuevos retratos del pequeño, acompañados de un vídeo de lo más tierno, festejando su gran día. Por supuesto, dada su corta edad, lo hace junto a sus padres, pero el niño logra robar todos los focos con su sonrisa, su simpatía y sus mofletes redonditos. A su familia se le cae la baba con él, ¡y no nos extraña!

Aquí puedes ver el vídeo del príncipe Charles:

Las imágenes recogen la faceta más íntima de esta ‘pequeña familia’ de tres, en la que los príncipes Guillermo y Stéphanie se deshacen en atenciones con su hijo. Ya sea disfrutando del campo, de la naturaleza, los árboles, las flores y los animalitos del bosque… o también en el salón de su casa, con Charles situado frente a una suculenta tarta de la que sobresale una solitaria vela de cumpleaños.

Cour Grand-Ducale.

El príncipe Charles tiene un añito y por eso su papá no duda en ofrecerle un trocito de tarta, que el bebé saborea de su propio dedo. Hasta tal punto llega la ternura del momento. Charles no puede evitar relamerse con el dulzor y tanto sus padres, como el resto del mundo, desearían ‘comérselo’ a él…

Cour Grand-Ducale.

Junto a este vídeo, la Casa Gran Ducal ha compartido las nuevas fotografías del pequeño. Realizadas en un tono informal, se le ve siempre por el suelo, bajo la mesa y las sillas y entre las piernas de sus padres. Aún no camina bien del todo, por lo que prefiere gatear, pero se aprecia a un niño muy despierto y sonriente (ya muestra sus primeros dientes), al que le encanta jugar con los envoltorios de los regalos que tiene dispersos por el salón.

Cour Grand-Ducale.

De momento Charles es el único ‘niño de los ojos’ del matrimonio, quien vio completada su felicidad tras una larga espera, pues llegó a los siete años de casados y justo en plena pandemia mundial. Es el quinto nieto de los Grandes Duques Enrique y María Teresa y segundo en la línea de sucesión al Trono, después de su propio padre. Pero todavía queda tiempo para que llegue a ser el monarca de Luxemburgo.

Por ahora disfruta de sus regalos, entre los que se encuentra un cerezo ofrecido por las autoridades de la localidad de Oetrange, y que sus padres ayudaron a plantar tres días antes. ¡Felicidades, Charles!