El culto al cuerpo se ha convertido en una de las obsesiones de muchas de nuestras famosas. Virginia Troconis es muy fan de los cuidados en belleza. Después de un largo otoño e invierno a todo tren y cargado de entrenamientos deportivos, con la llegada del buen tiempo, la venezolana se ha puesto en manos expertas para someterse a un nuevo tratamiento. En esta ocasión, un masaje drenante linfático para esculpir su abdomen.

La mujer de Manuel Díaz ‘El Cordobés’, que es muy activa, suele hacer deporte a diario y cuida su alimentación con detalle. Ahora, a través de sus Stories, ha anunciado que «me estoy haciendo un masaje drenante moldeador en la tripa», ha dicho mientras se veía como una esteticista le masajeaba la zona. Pero, ¿de qué se trata? ¿cómo se ven los resultados? Te lo contamos todo.

Virginia Troconis ha acudido a un centro de belleza para su masaje

Virginia también ha querido revelar para qué sirve este tipo de masajes y qué consigues al realizarlos. Tal y como ella misma explica son perfectos «porque tienen una doble función. Por un lado depuran, al eliminar del organismo las toxinas y sustancias de desecho. Además, actúa como protección, al modular la repuesta del sistema inmunitario frente a bacterias, virus y otras sustancias extrañas que puedan llegar al interior del organismo». Estos son algunos de los beneficios de este tipo de terapia que es una de las más comunes a la hora de combatir, sobre todo, la retención de líquidos.

En la clínica donde ha acudido ella, que se llama Electrolympia y tiene centros en Sevilla, Cádiz y Huelva, lo hacen a domicilio y con una técnica bautizada como ‘Brasileña’: Los resultados pueden ser notados en la primera sesión y se recomienda hacerlo 1 vez a la semana. La duración del tratamiento es de una hora aproximadamente. Esta técnica para deshinchar el cuerpo y evitar la inflamación abdominal está arrasando entre las celebridades. Irene Rosales y Alma Cortés, son dos de los rostros populares que también ha caído rendidas a él.

Dicen estas devotas de este masaje para drenar líquidos, moldear la figura y eliminar la grasa localizada –objetivos bastante deseados por todas– que es “muy efecto”. Basta con ver las fotos de Troconis para comprobar que no miente.