Cuando viajamos en avión, tenemos que tener en cuenta la cantidad de líquidos que llevamos. Es por ello por lo que os recomendamos probar el champú sólido.


«Será maravilloso viajar hasta Mallorca sin necesidad de tomar el barco o el avión». Ya lo cantaba Helena Bianco, vocalista de Los Mismos, en su canción El Puente y razón no le faltaba. Viajar en avión es muy útil, de eso no hay duda. Sin embargo, no podemos negar que, a veces, también es un auténtico latazo. Hacer la maleta, pesarla, facturar, pasar por el control de seguridad, esperar en la puerta de embarque… Un proceso bastante tedioso en el que tenemos que tener en cuenta muchas minucias para que todo salga tal y como esperamos. Uno de esos factores a tener en cuenta es la cantidad de líquidos que llevamos en nuestra maleta de mano. A nivel general, las compañías aéreas nos permiten viajar con diez productos de un máximo de 100 mililitros cada uno. Algo que puede parecer suficiente hasta que nos ponemos a preparar la bolsa de aseo. Crema hidratante, solar, de noche, maquillaje, sérum, limpiador facial, perfume… Son muchos los cosméticos que utilizamos en formato líquido y que son de uso prácticamente obligado. Todo lo que sea reducir líquidos, nos viene bien. Por ello (y para ahorra plástico) ha surgido el champú sólido. Una pastilla de champú con la que conseguir pelazo sin dañar el medio ambiente ni fastidiarte las vacaciones.

La revolución del champú sólido

En un momento tan decisivo en el que todas tenemos que replantearnos qué podemos hacer para aportar nuestro pequeño grano de arena en cómo mejorar el mundo en el que vivimos; la aparición de productos como el champú sólido, que consiguen el mismo efecto que su versión más tradicional pero sin gastar kilos y kilos de plástico, es sin duda una buena forma de iniciarnos en el cambio. Son ya muchas las marcas que, conscientes de la importancia de la sostenibilidad, han creado sus versiones sólidas del clásico champú líquido. Una iniciativa que ahora, en verano, cuando tenemos que ahorrar espacio y líquido en nuestro equipaje, no nos puede parecer más últil.

Os hemos seleccionado los ocho champús sólidos que más han convencido a sus consumidores. Sin embargo, hay mil y una opciones que estamos seguras de que te lograrán enamorar. Consigue un pelo sedoso y voluminosos sin necesidad de malgastar plástico. ¿Se puede pedir más?