Melyssa Pinto tiene su propio remedio para no tener las puntas abiertas, pero hay algunos más que te pueden resultar útiles si te enfrentas al mismo problema.


El verano es la época del año en la que el pelo más sufre por los agentes externos. Por eso no es extraño que lleguemos al otoño necesitando, más que nunca pasar por las manos de los peluqueros. En la mayoría de los casos es porque las mechas o tintes han perdido su color o bien porque tenemos las puntas abiertas.

Para esto Melyssa Pinto tiene un producto específico, aunque es cierto que en su caso, nada más volver de las playas Hondureñas tras pasar por ‘Supervivientes’, se saneó el pelo. En muchos casos este gesto es más que necesario, porque el pelo lo necesita de vez en cuando y porque, a veces, cuando queremos intervenir, ya no hay remedio que obre el milagro.

¿Por qué se produce el efecto puntas abiertas?

Pues ni más ni menos que por el paso del tiempo. Dado que son la parte más ‘vieja’ de nuestro cabello, con el tiempo va perdiendo parte de esa capa que protege cada uno de los pelos. Pero los agentes climáticos como el sol, otros factores, como el agua salada o el cloro, pueden acelerar el proceso.

También puede hacerlo no utilizar los productos específicos para nuestro tipo de cabello. Por ello, si tenemos el pelo largo -o aspiramos a que nuestra melena crezca y se mantenga sana- debemos buscar la prevención más que atajar un problema cuando ya ha aparecido.

Aunque si estamos ya en la fase de tener que reconstruir, también hay soluciones. Melyssa Pinto ha encontrado la suya en una gama de productos que tienen desde champú a mascarilla pasando pon un cepillo específico para peinar el pelo en la ducha y desenredarlo con la mascarilla puesta para evitar así la rotura.

Distintos tipos de cuidado capilar

Los suyos son de la firma Bellavia, pero son muchas las marcas que tienen productos específicos para tratar este problema, que es de los más habituales, independientemente de cuál sea nuestro tipo de cabello. Lo que varía es la forma en la que tratan el problema.

Hay tratamientos en forma de mascarilla, como el de Melyssa, que suele ser el formato más habitual, pero hay muchos otros. Y estos van desde los clásicos acondicionadores a formulaciones más específicas.

Así, algunos, como Olaplex, tienen tratamientos que se aplican no tras el champú, sino unos 20 minutos antes de meterse en la ducha, y que está pensado especialmente para evitar que los tintes acaben con el pelo. Otros, como Laboratorios Valquer o L’Oreal tienen formulaciones en formato sérum, para que aplicarlo sea más sencillo y el tratamiento sea completo. Y otros, como Aussie, tienen productos en forma de aceite para ayudar a los cabellos más secos.