La presentadora ha comenzado a corregir su sonrisa y está encantada porque ya ha notado los resultados


Una dentadura bien alineada facilita la higiene bucal, impide la retención de placa, evita el desgaste de los dientes y previene las caries. Pero además también tiene un claro efecto psicológico: las personas que tienen una sonrisa bonita muestran más confianza en sí mismas. Por todos estos motivos, la ortodoncia invisible se ha convertido en un auténtico ‘boom’ en los últimos años. ¿La última en sumarse? Toñi Moreno. La presentadora quiere lucir unos dientes perfectos y ya se ha puesto manos a la obra para conseguirlo.

Toñi Moreno ha comenzado a corregir sus dientes en casa

«Llevo un tiempo utilizando los alineadores dentales y ya se me están enderezando todos los dientes que tenía más retorcidos. Estoy encantada, voy con ellos a todos los lados», ha dicho la presentadora emocionada mientras enseñaba los resultados que ya ha conseguido en su sonrisa. Lo cierto es que esto de corregir la dentadura en casa (y sin que nadie lo note) se ha convertido en la opción más buscada por todos nuestros famosos últimamente. ¿Sus ventajas? Es más higiénica, práctica y cómoda que los clásicos brackets de metal. Sigue leyendo, te contamos todo lo que tienes que saber.

¿Qué es la ortodoncia invisible?
Es una técnica de ortodoncia basada en alineadores dentales (férulas transparentes), mediante la que se pueden mover y recolocar las piezas dentales tras realizar una ‘predicción’ a través de un programa. Esto significa que desde el primer momento se realiza una simulación y se podrán ver los resultados finales sin haber empezado ni siquiera el tratamiento.

¿Cómo se lleva a cabo el proceso?
En la primera consulta se realiza una valoración personalizada y una vez establecido el plan que se va a seguir se mandan realizar los primeros alineadores. Desde ese momento se irán programando las visitas al ortodoncista para ir cambiándolos y controlar la evolución. Por lo general los alineadores se cambian cada 7 o 15 días, dependiendo de las necesidades del paciente.

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento?
La duración media de un tratamiento de ortodoncia invisible suele ser de 18 meses. Hay casos leves que se pueden resolver en 12 meses y otros más complejos que pueden alargarse hasta los dos años. Eso sí, para conseguir los resultados deseados en los dientes hay que llevar los alineadores puestos al menos 22 horas diarias, como hace Toñi Moreno, ya que sino el tratamiento se ralentiza.

¿Se pueden llevar los alineadores sobre empastes o implantes?
Sin problema, este tipo de intervenciones dentales no impiden la corrección con alineadores. Lo que sí se aconseja es, si se desea, realizar el blanqueamiento dental una vez finalizado el tratamiento completo.

¿Cuál es su precio?
Seguro que esto te interesa. Lo cierto es que el precio varía según las necesidades del paciente, aunque el tratamiento suele oscilar entre 1.500 y 3.000 euros. Lo mejor es consultarlo en la clínica elegida, ya que han bajado mucho los precios en los últimos meses.