Si con el paso del tiempo has notado que tus pestañas son más escasas, menos pobladas o que se caen más quizá es porque estás cometiendo algún error


La caída de las pestañas es algo completamente normal, diariamente se caen entre 1 y 5 pestañas, y al igual que el cabello pasa por fases, crecimiento, reposo y caída. Esta última es necesario que se produzca para dar paso a pelo nuevo que nace más sano y más fuerte. Pero, ¿Qué pasa si la caída comienza a ser más habitual y en más cantidad? ¿Cuándo debemos preocuparnos? ¿Cómo frenar la pérdida de densidad de las pestañas?

“Lo primero que debes saber es que las pestañas tienen un papel fundamental, no solo de carácter estético, también de salud. Su composición está formada por queratina y un 3% de agua, que es lo que hace que sean flexibles. Su función principal es actuar como barrera contra los ácaros, gracias a ellas conseguimos que las bacterias no entren en nuestros ojos.”- afirma Aura Serras, directora de RevitaLash España.

Al igual que el resto de nuestro cuerpo también sufren el imparable efecto del paso del tiempo y con él el envejecimiento. Las pestañas pierden longitud, se vuelven mucho más rígidas, menos flexibles y menos densas. Pero no solo el envejecimiento es el causante del daño hay algunos errores que puede que estés cometiendo en tu rutina y están teniendo un efecto muy adverso a tus pestañas.

LOS 3 MOTIVOS POR LOS QUE TIENES MENOS PESTAÑAS

1. No te desmaquillas bien y/o no utilizas el producto adecuado

La limpieza es fundamental. Desmaquillar y limpiar las pestañas es imprescindible para cuidar de su salud, pero también hay que prestar atención a la forma que tenemos de hacerlo y a los productos que utilizamos.

“Si utilizamos un disco de algodón para desmaquillarnos la zona de los ojos, en ningún caso debes frotar. El paso correcto es mantener el algodón impregnado durante unos segundos en el ojo y a continuación de forma muy muy suave retirar hacia abajo. Otro factor muy importante a tener en cuenta es el producto que utilizamos para ello, no todo vale, ya que la zona del contorno de ojos es una zona muy delicada de nuestro rostro, porque la piel es mucho más fina y delicada. ”- explica Aura Serras.

2. Utilizas máscara de pestañas NO hipoalergénicas y/o no aplicas bien el producto

A la hora de maquillarlas hay que elegir correctamente el producto que utilizamos y utilizar productos hipoalergénicos. “Igual que a la hora de desmaquillar no solo influye el producto, también la técnica, a la hora de utilizar la brocha de la máscara debes aplicarla en zigzag con movimientos ascendentes, de esta forma evitamos en gran parte la rotura de la pestaña y conseguimos que nuestros ojos parezcan mucho más grandes y con más volumen.”- afirma Aura Serras, directora de RevitaLash Cosmetics.

3. Utilizas de manera frecuente pestañas postizas

Sin duda las extensiones de pestañas están en completo auge, pero hay que tener cuidado con ellas, el pegamento con el que se adhieren es realmente perjudicial para nuestras pestañas y nuestros ojos, este tipo de producto puede incrementar el riesgo de alergias, infecciones o daños en la córnea.

“Sabemos que tener pestañas da un efecto súper favorecedor a la mirada, por eso recomendamos alternativas a las pestañas postizas mucho más naturales como es el acondicionador de pestañas de RevitaLash Cosmetics Revitalash Advanced Eyelash Conditioner & Serum. El producto perfecto que fortalece, mejora el aspecto, protege de las roturas, mejora su flexibilidad y aporta mucha más fuerza a las pestañas, además de aumentar de forma natural su crecimiento.”- afirma Aura Serras, directora de RevitaLash Cosmetics.