Tiene una genética estupenda, pero también la constancia en los cuidados son fundamentales para que Inma Cuesta siga manteniendo a sus 41 años una piel radiante. El secreto está, en muchas ocasiones, detrás de las rutinas de belleza que ponen a punto nuestra piel del rostro con productos infalibles que supongan una dosis extra de mimos para luego brillar ante los flashes. La actriz presume de rostro luminoso y siempre joven, pero tiene sus aliados en tratamientos que se adecuan a las necesidades de su piel. Ella es fiel al sérum revelador de juventud, Stimulâge Sérum Youth Blooming, de Anne Möller, 28,50 euros en Primor.

Es un producto, con efecto regenerador inmediato, que actúa desde los tejidos más internos hasta llegar al exterior y con pétalos de flor; extracto de Flor de Porcelana, rica en flavonas y fitosteroles; y aceite de semilla de Camellia Japonica, conocida por sus propiedades antioxidantes y antiarrugas. Los resultados se notan desde la primera aplicación. Y después de cuatro semanas; un test realizado con 30 mujeres, aseguran que notan un rostro más liso y luminoso, más elástico, ligero y con una agradable textura en aceite, -pero sin ser pegajoso-.

Inma Cuesta consigue con este sérum una piel luminosa y radiante gracias a tres ingredientes clave

Contiene pétalos de flor siempreviva: El helichrysum rosado mejora la elasticidad, mientras que el helicrysum blanco impulsa la luminosidad. También extracto de flor de porcelana: rica en flavonas y fitoesteroles, que revitaliza la piel y potencia la luminosidad. Por último, contiene aceite de semilla de camelia japónica, también conocida como la «Rosa del Invierno», porque florece durante la temporada de nieve, es originaria de Corea. Su aceite tiene una poderosa acción multifuncional: antiirritación, antioxidante y antiarrugas.

¿Cómo y cuándo se aplica? Mañana y noche. Aplica 2 gotas en las palmas y masajear el rostro, cuello y escote. Presiona suavemente para que se funda con la piel.

Los sérum antiedad no hacen magia, pero sí ayudan

Los sérum antiarrugas son muy hidratantes y están elaboradas con ingredientes activos que ofrecen beneficios adicionales. Estos componentes añadidos tiene como foco mejorar el tono, la textura, las líneas finas y las arrugas del rostro. Si buscas una crema perfecta para decir adiós a las arrugas. Presta atención a su composión. Los siguientes son ingredientes comunes que pueden ayudar a mejorar la apariencia de tu piel.

Son cremas de uso diario. Por eso, es probable que tengas que usar el sérum antiarrugas una o dos veces al día durante varias semanas para notar una mejoría. Y una vez que dejes de usar el producto, recuerda que tu piel volverá a su apariencia original. En resumen, un producto antiedad puede mejorar el aspecto de tus arrugas, según la frecuencia con la que la uses, el tipo y la cantidad de ingrediente activo en la crema antiarrugas y el tipo de arrugas que quieras tratar. No hacen magia, pero sí ayudan.