Irene Rosales nos ha mostrado su rutina de belleza para la que utiliza tres productos que, además de hidratar la piel, huelen de maravilla.


Llevar una rutina de belleza es algo imprescindible si pretendemos cuidar nuestra piel y buscamos evitar las arrugas, la piel excesivamente seca o grasa o la aparición de espinillas y rojeces. No basta solo con untarnos con crema de vez en cuando, es necesario que que seamos constantes y que busquemos un hueco cada mañana y cada noche para mimar nuestra dermis. Esa lección la tiene más que aprendida Irene Rosales, que siempre que puede dedica unos minutos al cuidado de su rostro. En esta ocasión, además, ha sacado tiempo para plantarse delante de la cámara y grabar, paso por paso, cómo ella logra mantenerse así de joven y guapa. «Para mí es superimportante cuidarme la carita», explicaba. Ha sido en su cuenta de Instagram donde la sevillana ha compartido con sus más de 500 mil seguidores su sencilla pero eficaz rutina facial.

Aunque cada piel es un mundo y cada mundo necesita sus productos concretos, lo cierto es que las cremas que utiliza la última ganadora de Ven a cenar conmigo: Gourmet edition son aptas para prácticamente todo tipo de pieles. Las que ella usa pertenecen a la marca de belleza Bellavia; y, además de hidratar su rostro, limpiarlo y dejarlo suave y sin imperfecciones, desprende un olor de lo más apetecible.

La rutina de belleza de Irene Rosales en tres sencillos (y deliciosos) pasos

En primer lugar, la joven utiliza el exfoliante Watermelon Smooth Face scrub de 24,90 euros; un exfoliante de sandía a base de azúcar e ingredientes naturales que, además de oler de maravilla, elimina las impurezas del rostro dejando la piel radiante y aterciopelada. «El exfoliante de sandía es mi preferido porque me limpia en profundidad y me regenera muchísimo la piel», explica Irene a través de sus historias de Instagram. Tras el este producto tan dulce, la mujer de Kiko Rivera aplica una crema hidratante. Concretamente, la Vanilla Hydrate Face cream, también de 24,90 euros. «La crema os ayudará a tener una piel más tersa e hidratada», comenta. Y razón no le falta pues, además de desprender un fantástico olor a vainilla, tiene una textura tan ligera que logra restaurar y mantener la humedad perfecta para nuestra piel.

Como último paso, Irene Rosales se centra en los ojos y utiliza el contorno de ojos Vanilla Hydrate Eye cream (24,90€) con la que consigue reducir las bolsas y las ojeras gracias a su acción nutritiva, reafirmante y protectora. Una sencilla rutina en tres pasos con la que la socialité consigue un rostro de lo más envidiable y, además, un olor de lo más apetecible. ¿Se puede pedir más?