La hija de Antonio David Flores se ha cambiado las uñas para lanzar un claro mensaje: «siempre marea azul»


Sus uñas ya forman parte de su seña de identidad, y no hay semana que no la veamos lucir un diseño diferente. Rocío Flores se atreve con todo en cuanto a manicura se refiere: formas XXL, dibujos, metalizados, detalles en colores flúor… La hija de Antonio David Flores no sigue modas y se basa única y exclusivamente en su estilo más personal. Pero esta vez nos ha dejado sin palabras, porque su último diseño tiene una clara intención: apoyar a su padre en uno de los peores momentos de su vida.

Rocío Flores impacta con su manicura

Rocío Flores ha acudido a su salón de confianza para cambiar sus uñas y… ¡sorpresa! Se ha decantado por la manicura francesa en azul. Pero esta vez no es un tono cualquiera, ya que este color diferencia a la marea azul, es decir, a todos aquellos que se posicionaron al lado de Antonio David Flores tras el testimonio de Rocío Carrasco. Aunque también al lado de Olga Moreno cuando entró en Supervivientes.

«SIEMPRE MAREA AZUL», ha escrito Rocío Flores junto a una fotografía de sus nuevas uñas.

Además, la joven también ha querido añadir a su manicura un pequeño corazón, como muestra de todo el amor que le tiene a su padre. En cuanto al diseño, se ha decantado por la forma cuadrada que, a pesar de que no es tendencia este otoño, es una de sus preferidas. En lo que se mantiene fiel semana tras semana es en la largura, presumiendo siempre de unas uñas extralargas de gel.

 

Rocío Flores
Instagram

Hazte la manicura francesa en casa

Si después de ver la manicura de Rocío Flores te apetece arriesgar y probar la manicura francesa de color, toma nota de estos pasos y prueba a hacerla tú misma en casa:

1- Utiliza la lima
Lo ideal es no cortar las uñas, ya que las tijeras las debilitan. Con la lima, puedes trabajar tanto el largo como la forma que desees. Recuerda que las más higiénicas son aquellas de un solo uso, y las más eficaces las de polvo de diamante. Para hacerlo bien, muévelas desde los lados hacia el centro de forma suave. No te pases porque puedes rebajar el grosor natural de la uña, lo que la hace más fina y frágil.

2- Trabaja las cutículas

Suavízalas y retíralas hacia atrás con un palito de naranjo u olivo. Si introduces las manos en un bol con agua caliente durante 5 minutos te será más fácil. Y recuerda, nunca las cortes, ya que puedes hacerte daño y, además, crecerán con más fuerza. A continuación, limpia bien bajo las uñas y corta los padrastros. El corte debe ser limpio, lo más cerca del dedo posible y sin tirar de la piel. No uses tijeras, mejor un alicate específico quitacutículas.

3- Maquilla con precisión

Aplica una capa de esmalte color nude y, una vez seca, repite el proceso. A continuación comienza a pintar el tono que hayas elegido para la francesa. Los rotuladores y bolis de son la opción ideal para casi todo el mundo, ya que dibujar la línea con precisión es mucho más fácil con ellos.