La cantante ha sorprendido en su vuelta a televisión por su delgadez, pero también por su nuevo rostro. ¿Qué retoques se ha hecho para conseguirlo? Te los desvelamos


Después de un retiro de muchos meses sin salir de Cantora, la expectación por ver de nuevo a Isabel Pantoja era máxima. La cantante ha salido de su encierro por motivos de trabajo, y se ha puesto delante de las cámaras de televisión como jurado en el nuevo talent de Tele 5, Top Star, ¿Cuánto vale tu voz?, junto a la actriz Danna Paola y Risto Mejide. Como todo lo que tiene que ver con el universo de la tonadillero su regreso no ha defraudado, al contrario, ha dejado a todo el mundo impresionado con su nueva imagen: mucho más delgada y con varios retoques en su rostro, que no podemos dejar pasar por alto.

Después de su paso por Supervivientes en 2019, la cantante había perdido varios kilos, dejándole una figura estupenda que también pudimos comprobar cuando participó como jurado en Idol Kids. Sin embargo, tras este largo enclaustramiento en su finca, donde ha vivido el enfrentamiento con su hijo, Kiko Rivera, a raíz de la emisión de “Cantora, la herencia envenenada”, su delgadez resulta excesiva. Al margen de los kilos, también su nueva cara ha llamado especialmente la atención.
Isabel siempre ha cuidado mucho su imagen y se ha sometido a lo largo de su vida a alguna intervención estética, una de las más llamativas fue su operación de nariz. Ahora también ha vuelto a recurrir a los retoques para estar a sus 64 años más radiante que nunca, a pesar de los disgustos.

Los retoques que hacen su rostro más descansado y sin arrugas

En su nueva etapa televisiva vimos a Isabel Pantoja estupenda, con un rostro más jovial y descansada. ¿Los motivos? El Dr. Óscar Junco, cirujano, médico estético y director médico de Dr. Junco, Cirugía Plástica y Estética (Hospital SANITAS CIMA de Barcelona), nos ha analizado su rostro y su figura y nos desvela el misterio de los retoques con los que ha conseguido su nuevo rostro.
Según el Dr. Junco, “desde que salió de la isla quizá habrá cogido algún kilo, pero se mantiene a raya con dieta o a base de disgustos…”.

A nivel facial, “todo indica que ha recurrido a los dos tratamientos estrella para prevenir y tratar el envejecimiento, el botox y el ácido hialurónico”.
“El Botox es eficaz para mantener fresca la mirada, la cola de las cejas bien posicionadas y las líneas expresión de alrededor de los ojos atenuadas”, y, “el ácido hialurónico infiltrado en profundidad para conseguir efecto lífting del tercio medio de cara (pómulos y mejillas), alrededor de la boca y en los labios”.

Por otro lado, según el doctor, “el cuello delata realmente la edad que tiene ya que no se debe haber sometido a ningún lífting quirúrgico y los tratamientos médico-estéticos son poco efectivos en esta zona cuando la piel empieza a sobrar y los músculos se descuelgan”.