Los cuidados diarios no acaban en el rostro. Los signos de la edad también hacen mella en el cuello. Prevenir, tratar y pasar a la acción es clave para evitar que delate tu edad


Muchas veces cuidamos nuestro rostro pero no nos acordamos de extender esos mimos a la zona del cuello hasta que se hacen visibles los primeros signos de la edad. Sin embargo, esta piel es una de las más frágiles del cuerpo y es importante conocer bien todas sus necesidades para combatir las arrugas y otros signos del envejecimiento. Sigue leyendo, te contamos todo lo que debes hacer para conseguir rejuvenecer tu cuello desde casa.

La piel del cuello es una zona muy especial y delicada

El grosor de la piel del cuello es similar al del contorno de los ojos, es decir, finísimo. Además, se caracteriza por tener una baja elasticidad. Y, por si fuera poco, el cuello está particularmente expuesto a agresiones externas y factores internos, como el envejecimiento natural o la interrupción de la actividad hormonal. Y hay más, ya que es una área facial en movimiento constante, lo que hace que sea más proclive a marcar arruguitas.

El cuello debe tratarse exactamente igual que el rostro, ya que a pesar de su fragilidad responde muy bien a los cuidados que se le dedican. Es obligatorio desmaquillarlo siempre antes de dormir, usar un buen tónico para equilibrar el pH, y aplicar una crema hidratante adecuada a su tipo de piel. Además, como medida de precaución, se debe aplicar siempre protección solar, da igual si está nublado, los rayos siempre están presentes. Por último, no olvides que los cuidados que le das a tu rostro son los que puedes también extender al cuello: limpieza exhaustiva, exfoliación semanal e hidratación diaria.

Busca siempre activos específicos en las cremas que utilices

Aunque siempre hay que elegir las cremas hidratantes según nuestro tipo de piel (seca, mixta, atópica, grasa…), por lo general los activos más eficaces para el cuello son los retinoides, el silicio, las proteínas de soja y los péptidos. Y si también contienen ácido hialurónico, mejor. Así que antes de comprar ninguna crema, revisa la etiqueta.

3 gestos clave que debes hacer para rejuvenecer esta zona en casa

Aparte de los cuidados de belleza diarios, prueba estos trucos que te ayudarán a mantener a raya tu cuello:

✔ Cuando estés en la ducha, dirige un chorro de agua fría hacia la zona del cuello y escote y mantenlo durante un par de minutos. Esto contribuye a activar la circulación sanguínea y a conseguir una mayor elasticidad de la piel.

✔ Si duermes de lado, hazte ya con una almohada dura y alta que ayude a compensar el espacio entre los hombros y la cabeza. Pero si lo haces boca arriba, mejor opta por un modelo más bajo, para que el cuello no sufra.

✔ Prueba ejercicios específicos a diario, como por ejemplo mover la mandíbula hacia delante o intentar tocar la punta de la nariz con la lengua. Aunque parezca una tontería, son muy eficaces para tonificar el cuello y evitar el descolgamiento.

Sigue bajando, hemos recopilado los cosméticos más eficaces para cuidar y rejuvenecer esta zona en pocas semanas.