La nueva marquesa de Griñón se ha dejado conquistar por el refresco de moda. Una bebida a base de té fermentado sin apenas calorías que sabe de lujo.


No sé vosotras pero yo muchas veces me he preguntado cuál es la dieta que siguen nuestras famosas favoritas, qué alimentos incluyen en su día a día, qué comidas son sus favoritas o qué bebida piden en el restaurante siempre que salen a cenar. Curiosidades inocentes que nos acercan, aunque sea un poquito, a sus vidas de lujos y alegrías. Es por ello, por lo que nos hace especial ilusión cada vez que una celeb nos desvela cuál es su desayuno preferido o qué toma en la barra de un bar. La última ha sido la gran Tamara Falcó que ha compartido con sus más de un millón de seguidores su nuevo descubrimiento: un refresco saludable, bajo en calorías y delicioso que se ha convertido en la bebida de moda entre todas las socialités del momento.

«Energía con kombucha Komvida, un probiótico natural, saludable, sostenible y un proyecto liderado por mujeres con una historia preciosa…»; escribía la nueva marquesa de Griñón a través de su cuenta de Instagram mientras bebía un buen vaso de kombucha; un llamativo refresco natural que tiene, además de todas las propiedades del té, muchas más y que es perfecto para las amantes de las bebidas carbonatadas. Y es que esta bebida tan curiosa consigue tener burbujas sin necesidad de ingredientes adicionales ni rarezas. 

Pero… ¿Y qué es eso de la kombucha?

Es bastante sencillo. En la web de Komvida, la marca que ha conquistado a la colaboradora de El Hormiguero, nos hablan de que la kombucha es una bebida milenaria que ya tomaban los samuráis y que se consigue gracias a la fermentación natural de té verde y azúcar que lleva a cabo una colonia de bacterias y levaduras llamada Scoby. En el proceso de fermentación, el Scoby se come casi todo el azúcar y produce unas burbujas que hacen que la kombucha sea toda una delicia. Un proceso natural que convierte a este peculiar refresco en una bebida deliciosa, saludable y baja en azúcares y calorías. ¡Gracias, Scoby!

Hecha en Extremadura, Komvida se elabora de manera artesanal y siguiendo la receta original con ingredientes naturales, ecológicos y con la cantidad mínima de azúcar necesaria. Además, Nuria y Bea, sus creadoras, la envasan en vidrio para cuidar del planeta. Vamos, que se trata de un refresco made in Spain, consciente, sanísimo y, sobre todo, delicioso. No nos extraña lo más mínimo que Tamara Falcó haya caído rendida ante esta bebida milenaria. ¿Quién en su sano juicio no le daría un trago?