Paula Echevarría se ha puesto en manos de los expertos para hacerse un rediseño de cejas, una forma de actualizarlas que, además, ayuda a tener una mirada más fresca, con un aspecto rejuvenecido.


La vuelta al colegio ha comenzado para todos, para los niños, que ya están de nuevo en las aulas y para los adultos que, si no han regresado a sus quehaceres habituales, están preparándose para ello y poniendo también su cuerpo a punto. Paula Echevarría es una de las que está de vuelta en casa y además lo ha hecho con un cambio leve pero muy favorecedor: un rediseño de cejas.

Rediseñar las cejas, una tendencia entre las ‘celebrities’

La actriz asturiana se ha puesto en manos de los profesionales para realizarse una técnica que está muy de moda entre las ‘celebrities’ estos días. Y que además, tiene la capacidad de hacer que la mirada se intensifique y se vea rejuvenecida.

Según ha contado la propia Paula, se ha puesto en manos de Mónica Gijón, una de las expertas de Pestañas Premium. Ella ha efectuado un diseño de las cejas de Paula teniendo en cuenta la forma de su ojo y sus rasgos faciales. Y el resultado es tan natural como favorecedor.

Más anchas y más pobladas

Porque Paula solo necesitaba redefinir las líneas y un ligero engrosamiento en la parte central. Y es que esta temporada las cejas se llevan más anchas de lo que lo hacían hace unos años. Y esto, aunque suene sorprendente, es una alegría, porque unas cejas más anchas sirven para centrar la atención en los ojos, porque enmarcan la mirada y, además, la hacen parecer más joven al poner el punto importante en la parte superior del ojo.

Para quienes quieran seguir los pasos de Paula, lo recomendable es ponerse en manos de los expertos, que serán quienes mejor puedan trazar las líneas y establecer un equilibrio entre las cejas y las distintas partes del rostro.

Las claves para un buen diseño de cejas

Porque para dibujarlas de forma natural y favorecedora hay que tener en cuenta no solo el tamaño del ojo, también si tiende hacia abajo, o el tipo de párpado que tenemos y otros detalles como la prominencia de los pómulos. Porque todo influye a la hora de lograr que el rostro presente una apariencia armoniosa.

Una vez que están definidas las líneas, también es importante rellenar las cejas para que estas luzcan pobladas. Dado que con los años se va perdiendo densidad, este gesto, en apariencia simple, de rellenar las cejas dota al rostro de un toque de juventud que nunca viene mal.