Fuera de la televisión, la colaboradora de Sálvame muestra su imagen más relajada y natural y también muy favorecedora


Los colaboradores de Sálvame están cogiendo sus vacaciones de forma escalonada. Y ahora, una de las afortunadas que ya están disfrutando de unos días de desconexión total es Gema López. Ha sido una temporada muy dura de trabajo en la que la periodista ha vivido momentos de gran tensión en el plató y enfrentamientos con algunos de sus compañeros por las distintas posiciones en la docuserie Rocío, contar la verdad para seguir viva. Aunque lo peor que todos ellos han vivido ha sido el fallecimiento de su compañera Mila Ximénez, el pasado 23 de junio. Por eso, este año las vacaciones eran más necesarias que nunca. Unos días de relax en todos los sentidos y también en su look.

Como todos los años Gema ha puesto rumbo a su tierra para disfrutar de las playas de Mallorca. En este descanso ha estado en un hotel en primera línea de playa en Alcudia, donde ha disfrutado del sol, el mar y las tranquilas charlas con los amigos. Y lo ha hecho con el look más fresco de todos. Y no estamos hablando solo de sus estilismos.

En verano y en la playa siempre aciertas con el look más natural

Lo más sencillo y natural es un acierto seguro y todavía más cuando estamos en los meses de verano. Si en cuestión de estilismo tenemos claro que Gema se mantiene fiel a los vestidos de estilo boho y a los caftanes, ya sea en la versión maxi o mini, en el look beauty el cambio es radical cuando se aparta de la televisión.
Delante de las cámaras siempre la vemos con su media melena capeada con reflejos dorados para dar luz al rostro y movimiento perfectamente capeada. Pero cuando llegan las vacaciones el cambio en su imagen es radical.

En verano es mejor olvidarse de los secadores y las planchas para no someter al pelo a ese extra de calor tan perjudicial. Además, dejarlo descansar una temporada es lo mejor que podemos hacer para sanearlo y mantener su brillo. En esta época del año si unimos al secador, las planchas y los demás aparatos de calor para el pelo el extra de sol, el salitre o el cloro de las piscinas el resultado para el cabello puede ser desastroso.
Gema aplica a rajatabla el consejo de todos los estilistas y durante su estancia en la playa se queda con su rizo natural, desecho, desenfadado, y muy favorecedor. Nada de someter al pelo a las sesiones de brushing del resto del año… La libertad ante todo.

No sabemos si a la vuelta al trabajo se animará algún día a dejarse ver con su melena de rizos al natural, pero a nostras nos encanta.