Si de algo puede presumir Fabiola Martínez es sin duda de pelazo. Y es que siempre que la vemos en un evento luce una melena brillante, fuerte y con volumen. ¡Qué envidia! Pero aunque es cierto que la genética juega un papel fundamental en esto de presumir de cabello, para conseguir el pelo soñado también es imprescindible cuidarlo correctamente y corregir algunos errores importantes que solemos cometer en nuestra rutina capilar. ¿Por ejemplo? Utilizar champús inadecuados, abusar de las herramientas de calor, recurrir a peinados muy tirantes… La lista es infinita. Toma nota, porque te contamos qué es lo que debes hacer a partir de ahora si quieres pasar de tener pelo a presumir de pelazo.

Presta más atención al cuero cabelludo

Muchas veces no le damos demasiada importancia, pero es fundamental que el proceso de limpieza del cuero cabelludo dure como mínimo 3 o 4 minutos. ¿El motivo? Este es el tiempo que necesita el champú para que sus activos lleguen a penetrar en el bulbo piloso y a la vez cumplir su función de barrido. Durante ese tiempo no pares de masajearlo firmemente, con este gesto también activarás la circulación sanguínea y fomentarás que el pelo crezca más fuerte.

Exfolia una vez por semana

Para lograr un pelazo como el de Fabiola Martínez este paso es clave. Exfoliar el cabello una vez por semana contribuye a retirar las células muertas, el exceso de sebo (y caspa) o residuos de productos que pueden asfixiar el folículo piloso. Aplica el exfoliante capilar, masajea, acláralo con mucha agua, lávate el cabello y, por último, utiliza el acondicionador de medios a puntas.

Sécalo de manera correcta

Lo ideal para proteger y cuidar tu melena es que no utilices el secador a máxima potencia ni realices movimientos de pelo en todas las direcciones, para que no se alboroten las puntas. Mejor, mientras retiras la humedad, utiliza un cepillo redondo que permita circular el aire por su interior para permitir que se evapore la mayor cantidad de agua sin recalentar las cutículas. Esta es la clave de lograr un pelo brillante y lleno de volumen.

Combate la rotura

¿Cuántas veces has dicho ‘no me crece el pelo’? Puede que estés en lo cierto y que tu cabello crezca muy lentamente, pero también cabe la posibilidad de que tu problema sea la rotura y no lo veas más largo porque se ‘parte’. Para evitarlo, recurre al menos una vez por semana a las mascarillas. Prueba esta casera: machaca un aguacate y un plátano y mézclalos bien. Después añade tres cucharadas de miel y dos de aceite de almendras y aplica la mascarilla sobre el pelo húmedo, desde las puntas hasta la raíz. Déjala actuar durante 20 minutos y aclara con agua fría.

Por último… un tip infalible

Protege siempre las puntas de tu pelo (sobre todo si utilizas planchas). ¿La mejor forma? Aplicando unas gotitas de aceite de tacto seco. Hazlo por la noche antes de irte a la cama y verás cómo notas los resultados en pocas semanas.