A la hora de elegir bálsamo de labios, necesitas fijarte en dos detalles principalmente: Su factor solar y si su fórmula es hidratante. ¡Estos son nuestros favoritos!


Después de sufrir las consecuencias de las borrascas FilomenaGaetán y Hortense, ahora nos toca lidiar con las tormentas Ignacio y Justine. A este paso, entre franceses, españoles y portugueses, vamos a agotar todos los nombres habidos y por haber y no vamos a tener más remedio que llamar a nuestros hijos con el nombre de un dichoso frente meteorológico. ¡Menudo horror!

La cuestión es que el mes de enero ha venido cargado de cambios en el clima y de bajadas y subidas drásticas de las temperaturas. Comenzamos el año con días soleados y apacibles, continuamos con tremendas nevadas y fuertes lluvias y ahora, después del caos, al mirar por la ventana nos damos cuenta de que, casi de la nada, estamos en una prematura primavera. Cambios radicales que nos afectan de mil formas distintas y que, muy a nuestro pesar, lo notamos en nuestro físico. El pelo está más dañado de que costumbre, la piel la encontramos reseca y los labios profundamente agrietados. Y es de esto último de lo que venimos hoy a hablaros.

¿Cómo debo proteger mis labios de los fuertes cambios ambientales?

El frío, el calor y el paso brusco de las bajas temperaturas a las más altas, hacen que los labios tiendan a resecarse con facilidad. Esto se debe a que la piel de esta zona es extremadamente fina y mucho más delicada. Es por ello por lo que conviene hacerse con un buen bálsamo labial que reponga los nutrientes necesarios para nuestros labios y que aporte un extra de hidratación a estos, impidiendo así que se resequen más de la cuenta.

Hidratar esta parte de nuestro cuerpo es imprescindible si lo que queremos es evitar a toda costa la aparición del temido código de barras, que suele aparecer por la falta de ácido hialurónico producida por la sequedad. Si hidratamos nuestros labios para protegerlos del frío, para protegerlos de otros agentes externos como la radiación solar, debemos hacer uso de filtros UV SPF. Es decir, debemos contar con bálsamos que tenga un factor de protección al sol decente y que nos ayude a que estos se quemen o sufran más de la cuenta. En webs como Amazon pero también en tiendas como Primor, Douglas o en la perfumería de tu barrio, seguro que encuentras alguno que se adapte a tus necesidades y que cuente con una fórmula hidratante y con protección solar. Si no, aquí tienes nuestras más sinceras recomendaciones. ¡Son básicos de cualquier neceser!