Dicen los maquilladores de las estrellas que un buen labial rojo da fuerza y levanta el ánimo a cualquiera. Y solo con ver lo bien que queda en la boca de Carmen Lomana, lo corroboramos. La empresaria se ha convertido en la nueva revelación para muchas mujeres maduras, una mujer de éxito que inspira magia, pasión y fuerza, y que se suma a larga lista de mujeres célebres que más saben de belleza.

A la socialité siempre le ha gustado mucho darse mimos y tratarse la piel con los mejores tratamientos y cosméticos del mercado. Dice que cómo cuidas tu piel, también es un reflejo de cómo te cuidas a todos los niveles. ¿Su nueva obsesión? Los labiales de color rojo, que además de ser un tono de los más glamurosos, son ideales para potenciar el blanco de los dientes.

Ella siempre lleva los labios perfectos y muy bien pintados. El truco para que le duren todo el día, es utilizar un perfilador del mismo tono que el labial. Lo rellena directamente con el lápiz o perfilador, con la ayuda de un pincel, difuminando muy bien. Así evita los cortes de color.

Carmen Lomana consigue que sus dientes parezcan más blancos gracias a un labial rojo

Los pintalabios que son de tonos potentes, en rojo o fucsia, crean un efecto óptico que hace que los dientes tengan un aspecto más blanco y brillante. Además, al ser un tono tan resultón, dará un toque de lo más llamativo a tu look.

Carmen ha explicado que el color de labios rojo es un tono muy habitual en ella: «los morrillos rojos siempre son sexys», y es que siempre tuvo claro que es el color que mejor combina con su tono de piel. Se trata del Rouge 999 de Dior, un tono clásico e icónico con acabado satinado de larga duración y que cuesta 43 euros.