A la hora de elegir perfumes tenemos los cítricos, florales, frutales, madereros… Unos son más fuertes y otros más suaves. Cada fragancia habla por sí sola y, aunque es probable que cada quien tenga su olor favorito, hay que tener claro que existe un olor para cada momento y situación. Con los perfumes ocurre como con la ropa: hay piezas que se pueden usar para ir al gimnasio, o al trabajo, y otras que solamente llevamos en ocasiones especiales.

De acuerdo con esta teoría, los expertos perfumistas aconsejan utilizar un olor distinto para cada ocasión: un perfume para el trabajo, otro para acudir a una boda, un olor especial para cuando tenemos una cita romántica, perfumes para la salir por la noche, o para ir hacer deporte. ¿Te animas a encontrar el perfume ideal para cada momento del día? ¡Te ayudamos!

¿Cómo aprender a elegir un perfume para cada situación?

En nuestra galería tienes cinco esencias para elegir la que más se ajusta a ti, según tus planes. Por ejemplo, para ir a la oficina, al tratarse de un espacio cerrado, no debemos caer en el error de usar un olor muy pesado y fuerte porque resultaría muy invasivo. Lo ideal es optar por un perfume suave que podría tener notas frescas y con olor a flores blancas o jazmín.

Para acudir a una boda nada mejor que un perfume que invita a soñar, que sea sutil y delicado, pero al mismo tiempo dulce y lleno de energía.

Por la noche, ya sea para una cena romántica o un evento especial, los olores amanerados son los verdaderos protagonistas porque tienen una connotación más sensual. Además, estos perfumes duran en la piel muchos más tiempo. En este sentido, los olores exótico, convierten la fragancia en única.

Finalmente, es importante recordar que el olor de las fragancias durará más en la piel si a la vez usamos, también, el gel de ducha y las cremas corporales del mismo perfume. Esperamos que con la ayuda de estos tips, sepas elegir en qué situaciones puedes usar un aroma u otro. A continuación, te dejamos 5 propuestas interesantes.