Máxima de Holanda presume de una melena rubia de lo más característica, que se ha convertido en su seña de identidad. Siempre peinada de manera impecable, existe un beauty look que es su favorito y por el que apuesta en varias ocasiones. Desde los actos oficiales de envergadura más seria como sería una cena de gala o una recepción real hasta aquellos actos más distendidos como las visitas a escuelas o demás compromisos donde no se requiere etiqueta. Un peinado que es ideal para cualquier ocasión porque lo puedes adaptar al momento en el que lo necesitas. ¿Sabes cuál es? Se trata del moño bajo. Aunque Máxima es fan de lucir su melena suelta y peinada tanto en su versión más lisa como con efecto wet, otro de sus favoritos, la reina holandesa apuesta en más de una ocasión por recoger su perfecta melena rubia en un moño bajo, que va adaptando según el acto al que acude.

El moño bajo es el peinado más de moda, de los más sofisticados y que te salvarán de más de un apuro. ¿Lo más? Es súper fácil de hacer. Existen diferentes versiones que puedes adaptar según la ocasión o según tu rostro. El moño bajo es un peinado que suele favorecer mucho, independientemente de los rasgos que tengas y con unos pocos gestos puede resultar de lo más rejuvenecedor. Máxima de Holanda luce todas las versiones posibles: las más desenfadadas e incluso las algo deshechas, que quedan genial a las mujeres de más de 50 años; y también las pulidas, combinada con los accesorios y las prendas adecuadas.

El paso a paso de las versiones más vistas en Máxima de Holanda: ¿cuál te gusta más?

El moño bajo messy es uno de los favoritos para los actos más desenfadados para la Reina de Holanda. Lo primero para conseguirlo es realizarte una una coleta en la parte baja de la cabeza. Añade un poco de spray texturizante en la raíz del cabello. Con cuidado, empieza a torcer el cabello de la coleta sobre sí mismo. Coge un coletero y asegura el moño. Para darle un toque todavía más desenfadado, puedes soltar algñun mechón.

Otra de las versiones a las que recurre habitualmente Máxima de Holanda es el moño bajo de bailarina, para el que vas a necesitar un donut. Es un peinado mucho más glamuroso, ideal para tus actos en los que necesites ir algo más arreglada. Para este peinado es recomendable que cepilles y hagas el recogido lo más tupido posible. Al igual que en el anterior, hazte una coleta baja e introduce el donut como si fuese un coletero normal. Con el cabello de la coleta cubre el donut y fíjalo con las horquillas. Oculta las puntas que queden sueltas alrededor y fija el peinado. A ti, ¿cuál de las dos versiones te gusta más?