Aunque algunas de las principales causas de las ojeras son, por un lado, simplemente cuestiones hereditarias que ciertas personas tienen mayor propensión que otras a su aparición, el tipo de raza al que pertenecemos, y la edad, ya que las ojeras aparecen con más frecuencia conforme vamos envejeciendo, al volverse la piel del contorno de los ojos más fina con el paso de los años.

Además, esa área tiene una menor cantidad de colágeno y elastina, que son dos componentes clave para tener un cutis firme y joven, y que se van perdiendo conforme envejecemos. Los expertos de Nieve, la marca en cuidado de la piel, explican que, las ojeras son una hiperpigmentación que puede deberse a un aumento de la melanina, lo que le da un tono marrón, o a la dilatación de la trama de los vasos sanguíneos de debajo de los ojos, lo que resulta en un tono azulado que, en ambos casos, se vuelve visible a través de la piel.

Usa gafas de sol con filtro UV

Para evitar los daños del sol, es indispensable resguardar los tanto los ojos como la piel de su contorno de las radiaciones ultravioletas con gafas que tengan filtros UV de calidad, es decir, que protejan frente a los rayos UVA y UVB.

Dormir bien y lo suficiente

Lo ideal es que los adultos duerman entre 7 y 9 horas diarias. Para ello, es fundamental tener en cuenta estos consejos: Tratar de irse a dormir siempre a la misma hora y despertar también a la misma hora. La rutina ayuda a regular los ritmos internos de nuestro cuerpo. No utilizar el móvil antes de dormir. La luz azul que emiten estos aparatos inhibe la secreción de melatonina, que es la hormona que favorece que se concilie el sueño.

-Darse una ducha o un baño relajante. Hacerlo hora y media antes de acostarse pueden ayudar a relajarse y mejorar la calidad del sueño o utilizar fragancias relajantes como la lavanda, bien rociándola en la almohada, o utilizando un difusor en la habitación.

Llevar una dieta sana y equilibrada

DL-a01613785
Gtres

Una alimentación que contenga frutas y verduras de forma habitual es imprescindible para tener una piel sana. No obstante, para evitar las ojeras es necesario mantener unos niveles adecuados de vitamina C (presente en el kiwi, el brócoli, el pimiento rojo, las fresas, la naranja…) y vitamina K (se puede encontrar en la lechuga, la col, las espinacas, el brócoli…). También es necesario el zinc (está presente en el hígado, las almejas o la carne roja) y el hierro (puedes encontrarlo en las carnes rojas, los mariscos, el hígado y los frutos secos).

Utilizar un contorno de ojos

Nivea - Contorno de ojos antimanchas Luminous 630
Nivea – Contorno de ojos antimanchas Luminous 630.

Hay que prestar atención a la zona que rodea los ojos, ya que es especialmente sensible y no sirve cualquier tipo de producto. Para ella existe un producto específico: el contorno de ojos, no solo por tener fórmulas especialmente desarrolladas para tratar esta delicada zona, sino porque, además de someterse a las pruebas dermatológicas que pasan los productos cosméticos, también deben de pasar pruebas oftalmológicas para evitar la irritación de los ojos.

Utilizar un corrector si las ojeras no se van

En los casos en los que el hundimiento bajo los ojos no se deba a ninguno de los factores reversibles que hemos comentado, queda un aliado: el corrector. Estos productos están especialmente diseñados para camuflar el área oscura de debajo de los ojos. Estos productos tienen un color anaranjado, pensado para anular el color violáceo o azulado de las ojeras. Después, al aplicar el corrector, se multiplica la cobertura.