La colaboradora sigue con su puesta a punto y se ha sometido a un nuevo tratamiento estético con el que consigue reducir visiblemente sus ojeras.


Después de recurrir al Dermapen, una técnica de rejuvenecimiento y regeneración de las células de la piel; Gema López ha dado un siguiente paso en su puesta a punto para el otoño y ha decidido continuar, esta vez, tratando de eliminar sus ojeras. La colaboradora de Sálvame, desde que se declarase el estado de alarma y pasásemos del confinamiento total, a las fases y, por último, a esta nueva normalidad, ha ido notando cómo la zona inferior de sus ojos iba empeorando considerablemente. «Notaba la zona periocular más reseca y con pequeñas arruguitas», explica. Como ya ocurrió hace unas semanas, la periodista se ha puesto en las manos del equipo médico de Clínicas Diego de León y, en esta ocasión, ha decidido realizarse el famoso tratamiento Total Eyes. Una combinación personalizada que se adapta a la necesidad de cada mirada y que, en el caso de Gema, no ha podido sentarle mejor.

Total Eyes, el tratamiento de Gema López para eliminar sus ojeras

La tertuliana más dicharachera ha confiado, una vez más, en el doctor Miguel de la Peña, director médico de la clínica; que optó por rellenar sus ojeras con ácido hialurónico a través de microinyecciones indoloras que redensifican la zona de la ojera de forma integral, aportando volumen de forma muy sutil y natural. Se trata de un tratamiento que busca corregir el hundimiento y la profundidad del surco que se genera justo debajo del ojo y que tiene resultados visibles desde el primer minuto. Si no que se lo digan a la propia Gema López, que no podía estar más contenta.

Lo más normal del mundo es tener ojeras. Afectan a un 90% de la población y el estrés, la falta de descanso, el trabajo y la genética pueden hacer que estas aumenten o sean más visibles. Es por ello por lo que existen muchos tratamientos que buscan eliminarlas o reducirlas. Sin embargo, pocos tan completos con el Total Eyes que, además del más que evidente impacto sobre la hendidura de la ojera, consigue hidratar la zona, aportando jugosidad y alisando la piel; además de mejorar levemente el oscurecimiento de esta y suavizar las pequeñas arruguitas que se forman alrededor del ojo con el paso del tiempo. ¡Y todo eso en menos de quince minutos!

Aunque se trate de un tratamiento rápido, sus resultados pueden apreciarse durante un año. ¿Te imaginas tener una mirada descansada como si hubieras descansado durante días, durante 365 días? Ahora es más que posible y Gema López lo sabe de primera mano.