Si primero nos impactaron sus musculados brazos, ahora han sido los marcados abdominales de la Reina Letizia los que nos han dejado sin palabras


Cada movimiento, cada gesto, cada estilismo, el más mínimo cambio que observamos en la Reina Letizia es analizado con lupa. Hace unos días su vestido blanco y negro de Mango, con el que coincidió en un acto con una de las invitadas, se convirtió en viral y se agotó en pocas horas y hoy es su nuevo vestido cut-out, la tendencia más seguida de la primavera, el que nos ha dejado sin palabras. Pero al margen del favorecedor diseño fucsia, lo que realmente nos ha impactado son los abodminales perfectamente definidos que luce la esposa del Rey Felipe VI. Si hace años que venimos hablando de sus brazos cada vez más musculados, ahora no nos queda más remedio que detenernos en su vientre plano, duro y marcado.

La Reina Letizia es una abanderada de la vida sana. Mucho ríos de tinta hizo correr hace años la noticia de que había modificado la dieta en el colegio Santa María de los Rosales al que acudía la Princesa Leonor y todavía sigue asistiendo la Infanta Sofía. Además, en su preocupación por la alimentación es Embajadora de la FAO para la Nutrición pero también el deporte es fundamental en su vida diaria.

Los brazos… Y ahora los abdominales de la Reina Letizia

La Reina practica yoga, natación, zumba, bici estática y entrena en el gimnasio del Palacio de La Zarzuela de forma habitual. Pero para lograr esos brazos hiper musculados, que en la prensa internacional han comparado con los de la mismísima Madonna de hace unos años, Letizia le dedica especial atención a los biceps y triceps para evitar el descolgamiento y las temidas ‘alas de murciélago’.
La Reina realiza ejercicios de curl de bíceps con pesas, barra o TRX, un día sí y otro no, y fondos de tríceps en la pared, para los que no se necesita más que el peso del propio cuerpo y una pared. El trabajo, unido a una agradecida genética, le ha dado eso espectaculares resultados.

Y si ya nos hemos acostumbrados a sus brazos musculados, ahora lo que nos ha dejado impactados son sus abdominales, que hemos podido entrever gracias a los cortes estratégicos del vestido. Y estamos hablando de una de las zonas más complicadas, donde más se va acumulando la grasa corporal.
La dieta es esencial para conseguirlos y también el ejercicio. La Reina ha sacado totalmente de su dieta los azúcares, los alimentos procesados y tampoco toma alcohol. En cuanto al ejercicio no hay que centrarse únicamente en la zona específica de los abdominales.

Lo fundamental para conseguir marcar la línea de los abdominales consiste en combinar los abdominales propiamente dichos (crunches, planchas, hipopresivos, isotérmicos, oblícuos) con el ejercicio aeróbico. Además de no olvidarse de los otros grupos musculares, como la espalda.