Nagore Robles ha compartido un desayuno de lo más saludable y que es muy fácil de replicar en casa. Toma nota de las distintas versiones que puedes hacer para variar cada mañana


Dicen algunos expertos que el desayuno es la comida más importante del día, y aunque en los últimos tiempos esta cuestión se pone en duda por parte de algunos escépticos, lo que sí es cierto es que es una comida con la que debemos cargar las pilas para comenzar el día, y como con todo, lo mejor es que apostemos por opciones sanas. Y eso es lo que hace Nagore Robles que estos días nos ha enseñado uno de esos desayunos que, además de saludable, tiene pinta de estar delicioso.

El desayuno de Nagore Robles, dentro de una vida sana y una dieta equilibrada

Nagore Robles aboga por un estilo de vida sana. En él se incluyen buenos hábitos como es cuidar de su alimentación y eso pasa por la ingesta de todos los nutrientes necesarios de la manera más adecuada para nuestro cuerpo. La colaboradora televisiva lo hace cuando está en casa y también cuando se va fuera, y aprovecha el desayuno, además para disfrutar de ella.

Estos días nos ha mostrado un desayuno que además es fácil de replicar en casa, porque se basa en ingredientes sencillos que podemos encontrar con facilidad. Se trata de un zumo verde, que se hace a partir de diversos vegetales licuados. Pueden ser espinacas y algún zumo cítrico o con un punto ácido como la manzana, o kale, un vegetal que no puede estar más de moda.

Zumo, café y un chute de energía

Lo importante de estos batidos es hacer una buena mezcla y meter vitaminas en el cuerpo. No obstante, hay expertos en alimentación que insisten en que en la mayoría de los casos es más beneficioso para nuestra salud ingerir las frutas enteras, ya que al extraer el zumo en ocasiones nos perdemos los beneficios que nos pueden aportar otras partes, como la fibra de la pulpa de algunos alimentos.

Acompaña el zumo con un porridge, un plato muy presente en los países escandinavos y anglosajones y que consta de avena o arroz hinchado al que se le añade leche. Esto aporta hidratos de carbono que nos sirven para dar combustible a nuestros músculos pero también a nuestro cerebro.

Para rematarlo, le pone algunas bayas, frutas pequeñas con un gran aporte en vitaminas y como suelen ser los arándanos y la frambuesa para aportarle, además de vitaminas, un toque de sabor diferente. En el caso de Nagore, lo acompaña todo con un café, aunque cualquier infusión puede servir para rematar un desayuno sano y nutritivo perfecto para afrontar el día.