Gtres

Los mejores Scrubs corporales: la forma ideal de cuidar tu piel sin riesgos de irritación

Una piel suave es fácil de conseguir si le dedicas tiempo a tu piel librándole de las células muertas, la mejor forma de hacerlo es aplicándote los mejores scrubs corporales que te dejarán la piel como la de una muñeca de porcelana.

La exfoliación se lleva haciendo desde bien antiguo, los egipcios ya lo hacían con polvo de alabastro y aceite, los griegos lo hacían con azúcar y sal y aceite de oliva, producto mediterráneo por excelencia desde antaño, y muchas civilizaciones más. En estos tiempos vetustos se llegaba a emplear la exfoliación como método para la depilación de las piernas. Pero el verdadero boom de los exfoliantes llegó en los 2000 y desde entonces los productos  para quitar las células muertas de la piel han copado el mercado de la belleza de tal manera que ya no sabemos qué producto elegir.

Los mejores scrubs corporales son los de grano fino que irritan menos tu piel

Con los scrubs hay que tener mucho cuidado, no se pueden utilizar a diario como si se tratara de un tónico o de una crema hidratante. ¿Por qué? El proceso de regeneración celular es diario, sí, pero no debemos abusar de retirar las células muertas, porque con un uso desmedido de estos productos, podríamos cambiar el PH de la piel, dañar nuestra dermis o incluso acabar creando el efecto contrario de lo que buscamos. Lo más recomendable es hacerlo una vez por semana, dos veces a lo sumo y con mucho cuidado.

Hay que tener en cuenta el tipo de grano que elegimos si es fino o gordo, si es soluble o no, si el producto contiene, aparte del propio scrub, algún elemento calmante para la piel, o para proteger la irritación. Lo más importante para realizar un tratamiento scrub es la presión con la que arrrastremos el producto, hay que hacerlo de manera delicada en las zonas más delicadas y donde la piel es un poco más dura, la espalda, la parte exterior de las piernas con un poco más de presión.

Otro truco para que la piel no sufra es una vez salgamos de la ducha intentar secar nuestro cuerpo con una toalla a toquecitos, sin arrastrar y por último, una crema hisdratante para proteger la piel que al fin y al cabo acabamos de “erosionar” con nuestro exfoliante.

Un aceite o una crema hidratante después de la exfoliación es indispensable

Desde Semana te recomendamos que uses exfoliantes de grano fino, en muchas ocasiones en vuestras tiendas de confianza podréis encontrar un tester y eso es lo que nos ayuda a elegir nuestro producto. Nadie como vosotras mismas os puede decir el tipo de piel que tenéis, o cuán grasa o sensible es; lo mejor es adecuar estos productos a vuestro tipo de piel.  Los scrubs faciales son otro mundo aparte, con el que también hay que tener mucho cuidado.

Hay marcas punteras que te aseguran un tratamiento scrub de lo más avanzado, pero siempre puedes encontrar buenos exfoliantes más de andar por casa y que también son muy recomendables. Os traemos una lista con los scrubs corporales que más gustan y que os servirán para dedicarle un momento spa a vuestra piel, que con los años necesita de más cuidados.

Si quieres actualizar tus preferencias de consentimiento haz click en el siguiente enlace