Marta Riesco ha decidió pasar por boxes y se ha sometido a otro retoque estético para dar un aire nuevo a sus labios. Hasta ahora, la novia de Antonio David Flores ha presumido sin ocultarse de sus numerosos cambios de imagen, y es que no solo reconoció haber modificado por completo su nariz, también explicó hace un par de días que su sonrisa iba a mejorar gracias a la ortodoncia invisible. Ahora, la reportera del programa de Ana Rosa Quintana ha acudido a una clínica especializada en medicina estética para conseguir unos labios más hidratados, jugosos y sensuales.

El nuevo retoque de Marta Riesco para unos labios bonitos e hidratados

La madrileña ha explicado a través de un vídeo que ha publicado en sus redes sociales, que se ha sometido a un tratamiento de hidratación de labios sin pinchazos, solo con ‘Dermapen’. Es un instrumento que contiene multitud de microagujas. Estas agujas ultrafinas realizan micropunciones indoloras en la piel, para producir colágeno y elastina.

Se trata de un tratamiento innovador para dar jugosidad a la piel de los labios, mejorar el color, conseguir una hidratación profunda y duradera y atenuar y difuminar las arrugas de la zona. No tiene efectos secundarios. Después del tratamiento notarás un enrojecimiento en las siguientes 24-48 horas que es totalmente normal, y es debido a que se accionan los mecanismos naturales de reparación de la piel.

Lo contó sin tapujos a todos sus seguidores en redes sociales

Esta técnica tiene una duración aproximada de 30 minutos y no requiere ningún tipo de reposo y los resultados se aprecian desde la primera sesión. De hecho, Marta nos ha enseñado su antes y después y te lo hemos dejado en nuestra galería. La joven explicó todo el proceso en su Instagram, donde ya supera los 100 mil seguidores. «Primero te exfolian bien la zona. Luego te pasan el ‘Dermapen’ y finalizan con una mascarilla en los labios. Se queda un color precioso y súper hidratados. También se ven más gorditos«, explicaba tras finalizar el retoque.

Los expertos recomiendan una serie de 3 a 5 sesiones, cada uno puede repetirse cada 4 a 6 semanas; es decir intervalos de 30 a 60 días, pero siempre siguiendo la remendación de médicos especialistas. El precio por sesión oscila entre los 30 y 50 euros. 

Gracias a sus mejoras físicas ha ganado en autoestima

Según cuenta, gracias al retoque estético en su nariz consiguió mejorar su estado de ánimo y su seguridad. «Gané en seguridad y en confianza porque odiaba mi perfil y ahora ya no. Me sentí tan bien después de operarme que lo recomiendo mucho a todo el mundo que tenga un complejo», dijo.

El único problema es que le daba muchísimo miedo. «Yo tenía la nariz con la punta para abajo y era bastante grande. Nunca tuve ningún complejo, pero cuando entré al programa de ‘Ana Rosa’ y empecé a verme en la televisión, me di cuenta de que cada vez me gustaba menos», cuenta Marta. Todo el proceso se llevó a cabo en la clínica del Dr. Juan Peñas en Madrid. No fue una rinoplastia, por cierto, fue una cirugía ambulatoria sin anestesia general que no duró más de veinte minutos, que según cuenta la influencer es mucho más sencilla y menos agresiva.