María Patiño nunca ha tenido problemas con contar las operaciones de cirugía estética a las que se somete habitualmente, en el caso de hoy, nos enseña el diseño de sus nuevos glúteos para lucir pantalones skinny.


María Patiño es una empoderada de los retoques estéticos y los luce con gallardía, a ella no le da vergüenza enumerar una a una sus intervenciones, hoy era el turno de sus glúteos, que hace poco enseñó en el programa Sálvame instigada por sus compañeros. De ese momento ya han pasado unas semanas, en las que la operación ya se ha asentado correctamente y, ahora, puede lucir unos glúteos de libro gracias a este retoque. Os contamos todo sobre la intervención a continuación.

«Me he hecho el culo. Lo tengo morado» decía la presentadora mientras Jorge Javier Vázquez bromeaba con lo normalizado que tenía María pasar por quirófano. La periodista se bajo la parte superior de sus pantalones para enseñar los cardenales producidos por la intervención, pero eso es agua pasada, ahora ya tiene el culo que deseaba y sin dolor.

María Patiño ha retocado sus glúteos en la Clínica Diego de León

Son muchas las operaciones y tratamientos de belleza a los que se ha sometido María Patiño, un lifting cervical, relleno de ojeras, pómulos y surco nasogeniano con ácido hialurónico, aumento de pecho, una abdominoplastia, relleno de labios, un rejuvenecimiento de manos y un lifting de rodillas y muslos. La presentadora también se hizo un cambio de sonrisa con unas carillas y un blanqueamiento dental. Nada se le resiste.

La colaboradora nos cuenta que se ha retocado sus glúteos en la Clínica Diego de León, porque la falta de colágeno hace que, aunque se mate en el gimnasio a hacer sentadillas, elíptica o correr, nunca consigue el efecto deseado.

El efecto push up es uno de los más buscados a la hora de someterse a una cirugía de glúteos

Hay un nuevo tratamiento que busca incentivar la producción de colágeno con ácido hialurónico que ayuda a crear este efecto push up tan deseado, es decir, una elevación de glúteos. El tratamiento dura aproximadamente una hora y se puede realizar cada año y medio. El postoperatorio es muy sencillo y llevadero, solo hay que masajear la zona y evitar hacer ejercicios que movilicen la zona infiltrada. El resultado es inmediato y María está muy contenta con el resultado.

De momento, solo hemos podido observar su cambio a través de sus pantalones vaqueros, pero estamos seguros de que pronto veremos más. Aun así, el resultado es bueno y se puede percibir una elevación notoria de su trasero. Su retoque le viene de perlas para lucir bikini este verano. Las playas y piscinas están a la vuelta de la esquina y seguro que nos sorprende con unos glúteos tonificados y esculturales. Desliza para ver el resultado de los glúteos recién operados de María Patiño.