Nos encanta empezar septiembre con nuevos objetivos y retos a cumplir. Aquí están los nuestros: mejorar la línea y llevar un estilo de vida lo más sano posible. Seguro que estos deseos también están en tu lista. Pues en esta noticia te ayudamos a que los hagas realidad, gracias al último descubrimiento healthy que nos ha proporcionado Nagore Robles.

Antes de empezar queremos dejar claro que el objetivo principal siempre debe ser comer mejor, y no menos. No hagas una dieta demasiado restrictiva -por debajo de 1.500 kcal- porque es la típica que se empieza un lunes y se abandona un jueves. Pasar hambre no es lo que hace adelgazar. Se trata de comer de manera equilibrada y ver cómo los kilos se van poco a poco, sin presiones. Y, por supuesto, añadir la actividad física es fundamental.

Leche de Oro: la bebida de cúrcuma que ha logrado obsesionar a Nagore Robles

Nagore es toda una gurú del estilo de vida saludable, tanto en alimentación (se alimenta de la forma más natural posible) como en la práctica habitual de deporte (¡atención a ese cuerpo perfectamente definido). La colaboradora de televisión sería el ideal del que todas deberíamos aprender que estar sanas y fuertes. Lo último que nos ha descubierto es la ‘Golden Milk’, o leche dorada. Una bebida, hecha a base de cúrcuma, que es muy buena para perder peso porque acelera el metabolismo y ayuda a quemar grasa más rápido.

Se trata de una bebida deliciosa e ideal, muy común en la medicina ayurvédica, que tiene potentes propiedades antioxidantes, antisépticas, antiinflamatorias, desintoxicantes y depurativas.

La puedes hacer tú o comprarla ya hecha. En casa se hace con leche, que puede ser vegetal o en su defecto de de vaca; siempre y cuando no sea intolerante a la lactosa la persona que la tome, cúrcuma en polvo, pimienta negra, cardamomo, jengibre en raíz, canela y nuez moscada. Gracias a esta combinación de ingredientes nos ayuda a eliminar la grasa sobrante del organismo. Además, también está considerada también como un antibiótico natural capaz de prevenir infecciones, curar catarros y resfriados y mejorar la circulación.