Maquillarse con los dedos es algo más común de lo que parece pero, para hacerlo correctamente, es necesario saber cómo. ¡Laura Matamoros nos enseña!


Maquillarse con los dedos es algo que todas hemos hecho en algún momento, especialmente en esas mañanas en las que vamos mal de tiempo y tenemos mucha prisa. Sin embargo, el dejar las brochas a un lado y coger las sombras y los polvos con las yemas de nuestros dedos a veces no nos juega buenas pasadas. Y es que, aunque es una forma rápida y segura de conseguir una mirada penetrante y resultona, a veces el resultado no es tal y como nos gustaría. Maquillarse con las manos, sin utensilios ni pinceles de por medio es todo un arte. Esto es algo que ha dejado claro Laura Matamoros a través de su cuenta de Instagram; donde ha publicado un vídeo que bien podría ser una masterclass en la que nos ha enseñado a todas cómo ella maquilla sus ojos solo con sus deditos. «Shine on y maquíllate con los dedos. ¡Muy fácil!»; escribía en la red social.

Así es cómo Laura Matamoros se maquilla ¡usando los dedos!

Meñique, anular, corazón, índice y pulgar. Son cinco los dedos que la gran mayoría tenemos en una mano. No obstante, no todos sirven para aplicar bien el maquillaje. La influencer ganadora de Gran Hermano VIP solo usa uno de ellos. Concretamente el corazón, ya que suele ser el más largo de todos y se encuentra en el centro de la mano, lo que hace que se muy cómodo de utilizar. Sin embargo, y aunque ella ponga todo su corazón en el dedo corazón, quizás sea el anular el mejor para dar color a nuestros ojos. ¿El motivo? Según se ha comprobado, este es el dedo más «débil» de todos y con él es con el que menos fuerza aplicamos a la hora de maquillarnos, lo que hace que sea más similar al efecto brocha.

Con dedo corazón o con dedo anular, da igual. Lo importante es que la joven ha conseguido un maquillaje de ojos de lo más espectacular aplicando los polvos a toquecitos con sus manos. Para ello ha usado la Luxury Palette Fire Rose de Charlotte Tilbury. Una paleta de sombras de ojos de edición limitada que incluye tonos como el oro rosa, el cobre, el rosa teja y el dorado; pero de la que ella ha usado los tonos más claritos creando un look ideal para esta época en la que, por culpa de la mascarilla, son nuestros ojos la única carta de presentación que tenemos.