La influencer y escritora, esposa de Risto Mejide, ha querido cambiar de look de la forma más sorprendente y ha revolucionado las redes tiñéndose el pelo rosa.


Ya no hay ninguna duda: el color rosa está de moda. En los Estados Unidos, donde suelen pioneros en cuanto a modas y no tanto en cuanto a sentido común, son muchas las celebrities que se atrevieron a teñirse el pelo del color del algodón de azúcar durante la cuarentena. En los meses de confinamiento pudimos ver a actrices como Elle Fanning, cantantes como Lady Gaga o modelos de la talla de Kaia Gerber coger litros de tinte para teñir su pelo rosa. Esta tendencia capilar no tardó en llegar y muchas artistas nacionales pasaron de rubias a pelirrosas en tan solo unas horas. La primera fue la actriz María Pedraza, protagonista de series como Toy Boy y La Casa de papel; luego Natalia de Molina, ganadora del Goya revelación por Vivir es fácil con los ojos cerrados; y semanas más tarde influencers como Anita Matamoros o Alba Díaz. Sin embargo, si hay alguien que nos ha sorprendido (y enamorado) a partes iguales, esa ha sido Laura Escanes.

Laura Escanes se atreve con el pelo rosa en un sorprendente cambio de look radical

La influencer y escritora, esposa de Risto Mejide, ha sido la última famosa en atreverse a cambiar de look de la forma más arriesgada y teñir su media melena de color rosa. Antes de mostrar su cambio, Laura Escanes estuvo creando expectación sobre su posible cambio de look durante casi 24 horas a través de su cuenta de Instagram. «¿Me atrevo o no me atreve con algo?» preguntaba a sus seguidoras durante el día de ayer. Finalmente se atrevió. ¡Y tanto que se atrevió! La joven decidió teñir su pelo de rosa y no desvelar el resultado final hasta el día siguiente en la red social. Eso sí, hizo un directo de lo más divertido en Twich donde se quitó el gorro de ducha con el que ocultaba su pelo color de rosa y dejó a todos los asistentes boquiabiertos. ¡Nos encanta!

Para llevar a cabo su esperado cambio de imagen, la joven se puso en las mejores manos y acudió al salón de belleza Hair by Sergio de Barcelona, donde sus profesionales se encargaron de cumplir los deseos capilares de la joven. En lugar de teñir toda su melena de color rosa, la influencer prefirió añadir una intensar mechas en la parte frontal de su pelo, en una especie de balayage rosa que dejaba las raíces de su tono natural. Una forma muy original de adaptar esta llamativa tendencia y hacerla suya; una manera de teñir el pelo de un tono poco natural pero sumamente favorecedor que no puede sentarle mejor.