Como viene siendo habitual, el verano nos trae las tendencias que pisarán fuerte en cuestión de uñas. Este año se llevan los diseños sencillos, más o menos arriesgados, pero con propuestas a todo color. Los tonos flúor mandan, pero para las amantes de la discreción y la sencillez, tenemos la manicura fresca, juvenil y elegante que lleva Irene Rosales. Y es que sus nuevas uñas son tan finas que, sin duda, se merece estar entre nuestros artículos de belleza.

La mujer de Kiko Rivera lleva las Uñas Milky (Milky Nails). O lo que es lo mismo, un tipo de manicura blanca que recibe ese nombre por su parecido al color de la leche. Pero no tiene nada que ver con el blanco al que estamos acostumbradas a ver con la manicura francesa, sino que tiende a tener un efecto perlado con mezcla de brillo. Parece una ‘segunda piel’ y quedan especialmente bien en las uñas redondas o almendradas. Embellecen las manos de manera delicada, alargan los dedos y, al contrario de lo que sucede con algunos colores de llamativos, no saturan.

Cómo llevar las uñas blancas de Irene Rosales

Cortas o con unos milímetros de más. Ovaladas o algo puntiagudas, incluso decoradas con pequeñas perlas. La moda de las milky nails nos encanta y es tendencia. Sobre todo la nueva versión, más transparente y con un acabado muy limpio.

Para conseguirlas necesitas un esmalte blanco traslúcido, o un top coat mate y un brillo transparente, o directamente un esmalte lechoso. Una lima, un palito de naranjo para movilizar, empujar o remover la cutícula hacia atrás, y un aceite de cutículas para hidratar. Estos pasos previos son muy importantes porque no hay nada como unas manos cuidadas para presumir de manicura. 

Después es la hora de exfoliar las manos para quitar restos de polvo y células muertas. Aplicaremos crema de manos y pondremos la base para proteger y alisar la uña. A continuación aplica una capa de esmalte que hayas elegido (blanco opaco, o lechoso), deja secar y aplica una segunda capa. Termina con una capa de top coat para proteger el color y que dure más.