Si en las redes sociales de otras influencers y celebrities nos muestran cada día su dura rutina de entrenamientos para estar en forma, para Eva González parece que el deporte no está entre sus actividades favoritas. Al menos no es de las que vemos enfundadas en sus mallas y con la pesas en las manos, pero se cuida, y mucho. Seguro que la modelo también hace ejercicio aunque no nos lo enseñe, pero lo que sí nos deja claro es que no perdona sus tratamientos habituales para estar perfecta. El último al que Eva González se ha sometido está enfocado especialmente en las piernas, uniendo la salud con la estética.

La presentadora ha acudido a su centro de confianza de Sevilla para someterse a un drenaje linfático brasileño, especialmente centrado en sus piernas. ¿En qué consiste el tratamiento que se ha convertido en uno de los preferidos de la ex Miss España?
El drenaje linfático brasileño es una técnica manual que se realiza mediante movimientos enérgicos, repetitivos y localizados, que favorecen la liberación de líquidos y toxinas estancadas en el cuerpo.

El tratamiento de Eva González, ideal para las piernas y el abdomen

Con esta técnica lo que se consigue es drenar y moldear la figura quitándonos la sensación de pesadez e hinchazón. Es ideal para aplicarlo en la zona abdominal para fortalecer y rebajar la grasa que se tiende a acumular en esa parte del cuerpo, y todavía más a partir de cierta edad. Pero también como hace Eva en las piernas, que tienden a la pesadez y a acumular retención de líquidos.

Eva también es fan de la maderoterapia, otro de los tratamientos estrella del momento que vemos realizarse a todas la influencers. Consiste en una serie de masajes para tonificar el cuerpo, minimizar la retención de líquidos, tratar la grasa localizada, y estimular la producción de elastina.
Los instrumentos más utilizados en una sesión de maderoterapia son el rodillo liso y el cóncavo, la tabla modeladora o la copa sueca.

Miedo a los pinchazos

La presentadora de ‘La Voz’ ha confesado su miedo a los pinchazos, por eso para su rostro se somete a tratamientos menos invasivos. Su último descubrimiento es con un láser dual mínimamente invasivo para tratar las imperfecciones que aparecen con el paso del tiempo y, a la vez, previenen la flacidez cutánea. Es completamente personalizado y lo adaptan a las necesidades de tu piel.

No solo con tratamientos estéticos se cuida Eva. Ella sabe de la necesidad de cuidarse también por dentro y por eso en su rutina diaria no falta la dosis de colágeno, un plus con el que cuida su piel, las articulaciones, el pelo y las uñas.

Todas unas rutinas que se unen a una alimentación equilibrada que le permiten seguir manteniendo un cuerpo 10 y hacer frente a su ajetreada vida, con viajes constantes desde Sevilla, donde vive con su familia, a Madrid, donde graba sus programas.