La presentadora triunfa con uno de los detalles estrella de la temporada, una manicura perfecta para complementar los ‘looks’ de verano.


Infinidad de influencers la han llevado este verano, y se ha convertido en absoluta tendencia. Tanto es así que hay quien se ha apuntado y ha cambiado manicuras más clásicas para poner ese punto de actualidad en su look. Ese es el caso de Eva González que suele ser aficionada a los tonos más rojizos estos días opta por un color de uñas que no nos puede gustar más. Se trata de la manicura blanca, una opción que este verano se extiende entre las famosas, y que a ella no podría sentarle mejor. La presentadora, que triunfa estos días al frente de La Voz Kids, la luce en clave más clásica, con las uñas ovaladas, respetando la forma natural, pero esta manicura se presta a infinidad de variaciones.

Porque pese a lo llamativo del contraste que genera, el color blanco para las uñas es una tendencia que regresa a nuestros neceseres casi cada verano. Y lo hace quizá precisamente por eso, por su capacidad para resaltar el color tostado de la piel en estas épocas en las que lucimos nuestra mejor versión.

La digna heredera de la manicura francesa

A tenor de lo que estamos viendo estos días en las redes sociales, el color blanco se ha convertido este verano en el claro sustituto de la manicura francesa. Y es que los tonos rosados siguen presentes, pero no generan ese impacto que puede lograr una manicura blanca como la que luce estos días Eva González.

Y además, este tipo de manicura tiene otra ventaja: ese impacto hace que las manos rejuvenezcan con un tono tan fresco y que tan bien se adapta al verano. Sin embargo, no debemos descartar que cuando llegue la temporada invernal siga igual de presente, pues hay looks de invierno fantásticos que pueden encajar a la perfección con una manicura que, bien tratada, puede resultar de lo más clásica.

Los acabados, el detalle final

La forma de finalizar la manicura es la base para que quede claro el estilo de quien la luce. En el caso de Eva, como decimos, además de unas uñas más cortas y de forma ovalada, se suma un acabado brillante que le aporta un toque de distinción y le rebaja intensidad.

Las más atrevidas pueden probar con este tono en acabados mate. Esto reforzará la idea de una manicura blanco ‘tiza’ y la hará resaltar aún más sobre la piel morena que algunos ya empiezan a lucir. Y si quieren darle el toque dramático final, pueden hacerlo con versiones de las uñas más largas e incluso con una punta más afilada.

Pero si lo nuestro es adaptarse a las tendencias, pero sin pasarnos y adaptándolo para que nuestro ‘look beauty’ sea todoterreno, entonces Eva González se convierte en el ejemplo a seguir.