Evitar la aparición de estrías está en tu mano si sigues estos consejos


Las estrías suelen provocar quebraderos de cabeza cuando aparecen y, aunque podemos prevenir su aparición, hay factores que pueden impulsar su aparición.

Puedes prevenir su aparición aplicando una loción corporal específica, con un estilo de vida saludable y evitando el sedentario

¿Por qué surgen las estrías?

Se producen por la rotura de las fibras de colágeno y elastina. Y lo mas habitual es que vengan después de cambios bruscos de peso brusco, tras un embarazo, incluso en la pubertad. Y, por cierto, los hombres tampoco se libran de ellas.

Puedes prevenir su aparición aplicando una loción corporal específica, con un estilo de vida saludable y evitando el sedentario. También debes evitar el tabaco, uno de los causantes de que nuestro cuerpo reduzca la producción de colágeno y elastina. Consecuencia directa: falta de elasticidad.

Hay además pieles más elásticas y menos propensas a romperse y, por lo tanto, con menor riesgo de desarrollar estrías

¿Hay persona más propensas a tener estrías?

Tiene que ver mucho con los cambios hormonales, pero depende de cada caso. Si se trata de una persona que no mantiene la hidratación de la piel óptima y lleva una vida con hábitos menos saludables, las posibilidades de acabar con estrías es mayor. Hay además pieles más elásticas y menos propensas a romperse y, por lo tanto, con menor riesgo de desarrollar estrías.

¿Cuáles son las zonas más propensas para la aparición de estrías?

Pueden salir en cualquier parte pero hay zonas más propensas. En el caso de los adolescentes es común que salgan en la espalda debido al crecimiento. Pero pueden aparecer en los hombros, incluso en la cara.  En realidad en cualquier parte en la que se haya producido aun estiramiento de la piel. Sin embargo, lo más común, es que aparezcan en caderas, pecho, abdomen, nalgas y muslos. Los lugares en los que suele agruparse la grasa.

Pueden salir en cualquier parte pero hay zonas más propensas para la aparición de estrías

Cuida tu dieta

La alimentación influye en todos los aspectos que tengan que ver con nuestra salud y, por lo tanto, en el estado de salud de nuestra piel también. Además de ser equilibrada, no olvides incorporar alimentos ricos en Vitamina C y en silicio. Te ayudan a mejorar la formación de las fibras de colágeno y elastina. Puedes encontrarlo en las hortalizas de hoja verde, en los puerros y en las espinacas. También en los cereales integrales y en el plátano o en la manzana. 

Pero también necesitas alimentos que te ayuden a mejorar la cicatrización. La vitamina B5 que encuentras en los huevos o en los lácteos y el  zinc, por ejemplo del chocolate negro, te ayudan a conseguirlo.  La Vitamina A es también fundamental para la formación de nuestros tejidos y de nuestra piel. En huevos, espinacas, zanahorias… la encuentras.

Y, si a pesar de todo, aparecen, siempre existen tratamientos en cabina que te ayudarán a mantenerlas bajo control.