La influencer y exconcursante de ‘GH VIP’ se ha puesto en las manos de Zamorano para comenzar septiembre con una melena renovada.


Nada más acabar el verano, debido al exceso de exposición solar, agua salada y cloro, todas nosotras corremos a pedir cita a nuestra peluquería de confianza para sanear nuestro cabello y devolverle la vitalidad que tenía antes de las vacaciones. Y eso es justamente lo que ha hecho Estela Grande ahora que ha comenzado septiembre. La joven ha pasado unas maravillosas semanas en Ibiza, primero con sus amigas y después son su nuevo novio, el futbolista Juan Antonio Iglesias. Y ahora que ha vuelto a Madrid, no ha querido esperar demasiado para ponerse en las manos de Manuel Zamorano, el estilista, maquillador y peluquero de Sálvame y de nuestra revista, y apostar con un discreto pero acertadísimo cambio de look.

La modelo, que desde que terminase sus vacaciones se ha centrado de lleno en la mudanza junto a su pareja, quiso dedicar la pasada tarde de jueves para ella y su melena y pasó por el salón de belleza que Manuel Zamorano tiene en pleno barrio Salamanca de Madrid. Una visita en la que apostó por cambiar ligeramente el color de su pelo para ponerlo a punto para el otoño; que ahora con la llegada de septiembre está a la vuelta de la esquina. Un ligero cambio de look que quiso compartir con sus seguidores a través de su cuenta de Instagram. «Me voy a matizar el color porque después de tanto sol y mar estaba un poco regular. Y también me voy a cortar un poquito. Luego os enseño»; escribía en la red social.

El discreto pero acertado cambio de look de Estela Grande para comenzar su nueva etapa

Septiembre es una época de cambios y la exconcursante de GH VIP ha querido que lo sea en todos los aspectos. Se muda a un nuevo piso con su novio, está involucrada en multitud de nuevos proyectos… ¡Y ha querido estrenar nuevo look! «Welcome septiembre, welcome nuevos proyectos, nuevos retos, nuevos comienzos… Y nuevo pelito»; contaba a sus cerca de 400 mil seguidores a través de la app.

Se trata de un sutil cambio de look. Lo que no significa que no sea de lo más favorecedor. Estela Grande, con su paso por la peluquería, quería matizar su tono, eliminar el color anaranjado de sus medias puntas y cortar un poquito su melena para sanearla. Tres deseos que se han hecho realidad gracias a Manuel Zamorano, que ha dejado a la modelo lista para comenzar septiembre presumiendo de pelazo. ¡Nos encanta!