La colaboradora de ‘Zapeando’ utiliza un chisme sobre su piel que, además de servir para maquillarse, ayuda a reactivar el colágeno de su piel.


Pocas mujeres en televisión suelen arriesgar tanto como lo hace Cristina Pedroche. La colaboradora de Zapeando no le teme a nada (al menos en cuanto a moda y belleza se refiere) y suele probar todas y cada una de las tendencias más llamativas de cada temporada. La vimos llenarse el pelo de joyas a modo de cascada para recibir al 2021 en las últimas Campanadas; nos ha enamorado con los vestidos más arriesgados que jamás pudiéramos imaginar; y nos ha descubierto algunos productos y cosméticos que hubiésemos deseado conocer antes. Y es que a la presentadora más dicharachera le gusta probar cosas nuevas constantemente y, a veces, acierta de lleno. Este es el caso de su último hallazgo: un curioso «chisme» que sirve para aplicar el maquillaje pero que, a su vez, ayuda a reducir las arrugas de la mejor forma.

Se trata de un llamativo aparato que hemos podido ver en el último vídeo que ha publicado en su cuenta de Instagram. El él, la colaboradora de televisión e influencer posaba mientras su maquilladora de confianza la preparaba para salir al plató del programa en el que trabaja. «Los mimitos son importantes. Carolina Moreno Azabal me pone guapa»; explicaba a sus casi 3 millones de seguidores. Aunque el maquillaje no podía ser más espectacular, este no ha sido, ni de lejos, el protagonista del simpático vídeo; pues lo que verdaderamente ha captado la atención de sus fans ha sido la herramienta con la que la madrileña relajaba su rostro y aplicaba el maquillaje. «Por favor, el chisme ese que te pasa primero en el contorno… ¿Qué fantasía es esa?»; escribía una de ellas.

Así es el fantástico «chisme» antiarrugas que ha conquistado a Cristina Pedroche y a todas nosotras

Pues bien, la respuesta no estaba en otro sitio que en el perfil de la red social de su maquilladora, Carolina Moreno Azabal. La make up artist ha compartido a través de sus historias el origen de este aparatejo tan especial y, casi sin darse cuenta, nos ha descubierto todo un mundo beauty. Y es que el cachivache no es otro que el nuevo lanzamiento de Beauty Blender, una de las mejores marcas de belleza del momento, famosa por lanzar las famosas esponjas para aplicar la base. Se trata de un producto dual que por un lado es una brocha y por otro un rodillo.

La brocha permite aplicar perfectamente productos en polvo y el rodillo minimiza la visibilidad de las arrugas; pues está especialmente diseñado para estimular la microcirculación de la piel y garantizar un efecto fresco y de masaje, haciendo que las arrugas sean mucho menos visibles. ¡Un dos en uno que promete revolucionar el mundo de la cosmética y que a nosotras, como a Cristina Pedroche, ya nos ha conquistado!