Aunque el mercado de la cosmética no deja de avanzar a pasos de gigante y cada poco tiempo aparecen nuevas formulaciones con activos de última generación, la verdad es que hay productos de toda la vida que siguen funcionando. Son estas cremas que pasan de generación en generación, que todas hemos visto en casa en algún momento y, seguro, que también hemos probado. Es el caso de la hidratante corporal que usa Sofía Suescun y que ya utilizaban nuestras madres y abuelas en épocas anteriores.

Nos referimos a la leche aftersun reparadora de Ecran, el bote blanco con el tapón azul de toda la vida. Seguro que ya la conoces. Es una de las cremas más clásicas del mercado y una de las mejor valoradas de la historia y más vendidas en Amazon. Y para la influencer es un imprescindible cada noche después de tomar el sol.

«¿Qué haría yo sin esto en verano? Todas las noches me la aplico», ha confesado a sus seguidores. Pero, ¿a qué se debe su buena fama? Este producto está formulado a base de aloe vera, té verde, limón, tilo y mente, una lista de ingredientes que nos ayudarán a calmar la piel. Además, aporta una sensación de frío que es perfecta para aliviar la piel dañada tras su exposición al sol. Por eso, está especialmente aconsejada para aliviar las quemaduras solares porque ayuda a rehidratar la piel, evitar la descamación y bajar la temperatura corporal, pero se puede usar durante todo el año.

Leche post-solar reparadora con aloe vera: la favorita de Sofía Suescun 

Después de comprobar todas sus bondades, no nos extraña que Sofía haya caído rendida al poder del aftersun de Ecram. Es un cosmético que evita el estrés oxidativo de la piel causado por la prolongada exposición solar. Por ende, es ideal para prevenir el enrojecimiento prematuro de la piel. Además, no contiene alcohol, colorantes o siliconas, y es un producto biodegradable y vegano con una eficacia clínica probada.

¿Lo mejor? Se absorbe muy rápido y tiene un olor súper especial que aguanta en la piel durante horas. El precio es otra de sus grandes ventajas: por solo 6,50 euros, en Amazon, tendrás un formato de 400 ml.