La parte más sensible de nuestros rostro, el contorno de ojos requiere unos cuidados especiales. Este te produce ese efecto photoshop que todas soñamos


La mirada es el rasgo que acapara toda la atención en el rostro, algo que se ha intensificado aún más con la llegada de la mascarilla. Una de las áreas más críticas es el contorno de los ojos, una zona muy delicada donde los efectos del cansancio, el estrés y los malos hábitos se reflejan enseguida con la aparición de bolsas, ojeras y arrugas.

La piel del contorno de los ojos cuenta con 22 músculos y es cinco veces más fina que la
del rostro. Está sometida a los continuos movimientos de parpadeo lo que facilita su
tendencia precoz a la flacidez y a la aparición de arrugas. Además, tiene menos cantidad
de glándulas sebáceas, lo que acelera su deshidratación y la convierte en una zona
especialmente sensible. Por todo ello, la hidratación constante con un buen contorno de
ojos es vital para evitar signos de envejecimiento en la mirada.
Para cuidar esta zona no vale cualquier crema ya que, al ser una piel tan fina y sensible,
necesita de unas texturas y unas características específicas. Estas propiedades las
asegura el contorno de ojos de la línea Dead Sea de Formulathions, de venta
exclusiva en Primor, una crema diseñada especialmente para atenuar y hacer
disminuir la apariencia de ojeras, bolsas y líneas de expresión.

Estos resultados se obtienen gracias a su formulación 100% natural donde destaca el colágeno, que proporciona elasticidad y firmeza, y la cafeína, que estimula la microcirculación y drena el exceso de líquido disminuyendo las bolsas. Además, cuenta con otros elementos naturales como el extracto de miel, que tiene propiedades antiinflamatorias, calmantes y antioxidantes; agua de lavanda, con un alto potencias regenerador; o el aceite de Rosa de Mosqueta, famoso por sus capacidades cicatrizantes. Por último, el uso de una selección de algas marinas que depuran, hidratan, tonifican y nutren la piel.
Su precio: 9,95 euros.

¿Cuándo utilizarlo?

Lo más recomendable es comenzar a usarlo a partir de los 25 años que es cuando la piel comienza a dar muestras visibles de envejecimiento porque esta zona delata el paso del tiempo mucho antes que cualquier otra facción del rostro. Aunque la edad no es la única causa de la aparición de problemas alrededor de los ojos. Manchas, ojeras o descamaciones pueden surgir como consecuencia del estrés, el cansancio o la falta de sueño. Estas señales ayudan a detectar el momento de empezar a incluir el contorno de ojos en la rutina del cuidado facial.

Se recomienda usar el contorno de ojos de forma diaria, por la mañana y por la noche, y siempre después de haber limpiado previamente el rostro. Debemos empezar poniendo una pequeña cantidad de producto, como un grano de arroz, en el dedo anular. Aplicar más cantidad, además de no aumentar los beneficios, podría inflamar los párpados y agravar el aspecto de las bolsas bajo los ojos. 

Gtres

Cómo aplicar el contorno de ojos

Después de haberlo aplicado por las ojeras y el párpado, no debemos olvidarnos del área de la ceja y siempre realizando un suave masaje para conseguir un efecto drenante. Hay que recordar que esta piel es muy sensible por lo que es importante no ejercer mucha presión, con dar unos pequeños toquecitos se consiguen una absorción uniforme y estimular la microcirculación. El truco para conseguir la presión exacta es aplicarlo de dentro hacia fuera y con la yema del dedo anular.

Además del producto, la constancia es la clave para que desaparezcan las bolsas y ojeras y que el rostro recupere un brillo natural y radiante. Un truco de experto es guardar la crema de contorno de ojos en el frigorífico porque conservarlo a baja temperatura ayudará a tonificar la piel y a desinflamar la zona ocular con el efecto refrescante.